Emociones que no son amor… ¡No te confundas!

¿A quién no le ha pasado creer estar enamorado y descubrir que todo era una ilusión? ¡Evítalo!

FOTO: FLICKR

La construcción que realizamos del amor queda un poco lejana a la realidad, ya que entendemos este sentimiento a partir de películas, canciones o historias como Romeo y Julieta.

Todo se complica cuando no nos detenemos a analizar el sentimiento y reconocer si se trata de un amor verdadero y solamente nos dejamos llevar.

Las Netas Divinas nos comparten que para no sufrir una decepción, evitemos las clásicas confusiones que te presentamos a continuación:

Primera impresión impactante: Alguien podría quitarte sólo el aliento de verlo con múltiples atributos físicos, una actitud segura, su estilo; sin embargo es una ilusión, pues no lo conoces.

Amigos con derechos: No esperes una historia de amor verdadero, pues este tipo de relaciones sólo buscan satisfacción sexual. Pero suelen haber casos en los que alguien se enamora, pero termina herido al no respetar las reglas del juego.

Nostalgia: Te mantienes al lado de tu pareja a pesar de una relación destructiva, todo por esperar que algún día todo sea como era en un principio. Otra ilusión que no se cumplirá ya que las personas cambiamos y las relaciones evolucionan.

Obsesión: Tus pensamientos insistentes sobre esa persona… ¡no son amor y ni siquiera enamoramiento! Sólo mera fantasía.

Lástima: La lástima o el temor de herir a alguien por alejarse no tiene nada que ver con el amor. No hagas más daño al subestimar a esa persona y déjala crecer al superar la ruptura que seguramente lo fortalecerá.

Costumbre: Definitivamente estás en una zona de confort cuando permaneces enfrascado en una relación para evitarte la pena de empezar de nuevo. La costumbre de va matando las ganas y sólo te conformas con no estar solo.

Relación de transición: Estas alivian la soledad pero no son duraderas, generalmente les toca escuchar quejas de la pareja anterior, lo que no augura un futuro.

MIRA: ¿INCOMPATIBILIDAD DE PAREJA? ¡TENEMOS LOS PUNTOS CLAVE!

Agradecimiento: Tampoco se trata de amor y no hay forma de corresponderle al otro un te quiero, porque realmente no existe.

Coqueteo: Puede que un coqueteo te provoque y te deje en las nubes, pero eso no es amor, no te autoengañes.

¡No te confundas más y toma en cuenta estas descripciones!

Comenta ahora