Más vale prevenir que lamentar. ¡Conoce los elementos que propician la infidelidad!

Las Netas Divinas te hablaron en su emisión pasada sobre infidelidad, ¡conoce las causas!

Una relación de pareja implica confianza y respeto a partir de los términos en los que se gestó el vínculo, mismo que puede ser fracturado de forma irreparable a partir de una infidelidad. Pero ¿qué provoca una infidelidad? Las Netas Divinas abordaron este complejo tema.

Lo primero que hay que decir es que la infidelidad es multifactorial y algunos de esos elementos pueden predisponer a las personas a este tipo de experiencias, incluso desde la elección de la pareja, la cual muchas veces se lleva a cabo en función del círculo en el que se desenvuelve la gente, incluidos los valores, las costumbres, las normas, etc.

Otra consideración son las altas expectativas que se suelen depositar en una pareja, haciéndola responsable de cubrir todas las necesidades, tornando una relación en una convivencia demandante.

Pero un enemigo más silencioso que permite la llegada de la incómoda infidelidad, es la rutina, la cual sofoca lentamente la pasión y el amor con la monotonía, la falta de tiempo, las obligaciones y más, situaciones que a su vez pueden ser una puerta para que se integre un tercero a la relación, con quien se intenta compensar “lo que hace falta”; en especial si tomamos en consideración que la infidelidad no sólo se trata de un encuentro sexual, sino también basta con una cercanía emocional propia de una pareja.

Los episodios de infidelidad también se asocian con el sentido de afirmación de las personas al intentar cubrir su necesidad de ser atractivos para otros.

¿Qué hacer? Estar atento y reconocer el verdadero estatus de tu relación para llevarla a un punto de equilibrio entre pasión, amor, obligaciones, derechos y todos los elementos que consideres importantes… sin ningún tipo de demanda.

Una relación de pareja implica confianza y respeto a partir de los términos en los que se gestó el vínculo, mismo que puede ser fracturado de forma irreparable a partir de una infidelidad. Pero ¿qué provoca una infidelidad? Las Netas Divinas abordaron este complejo tema.

Lo primero que hay que decir es que la infidelidad es multifactorial y algunos de esos elementos pueden predisponer a las personas a este tipo de experiencias, incluso desde la elección de la pareja, la cual muchas veces se lleva a cabo en función del círculo en el que se desenvuelve la gente, incluidos los valores, las costumbres, las normas, etc.

Otra consideración son las altas expectativas que se suelen depositar en una pareja, haciéndola responsable de cubrir todas las necesidades, tornando una relación en una convivencia demandante.

Pero un enemigo más silencioso que permite la llegada de la incómoda infidelidad, es la rutina, la cual sofoca lentamente la pasión y el amor con la monotonía, la falta de tiempo, las obligaciones y más, situaciones que a su vez pueden ser una puerta para que se integre un tercero a la relación, con quien se intenta compensar “lo que hace falta”; en especial si tomamos en consideración que la infidelidad no sólo se trata de un encuentro sexual, sino también basta con una cercanía emocional propia de una pareja.

Los episodios de infidelidad también se asocian con el sentido de afirmación de las personas al intentar cubrir su necesidad de ser atractivos para otros.

¿Qué hacer? Estar atento y reconocer el verdadero estatus de tu relación para llevarla a un punto de equilibrio entre pasión, amor, obligaciones, derechos y todos los elementos que consideres importantes… sin ningún tipo de demanda.

Comenta ahora