La competencia femenina… ¡se traduce en Pink Bullying!

Conoce los recursos más frecuentes que usan las mujeres al sentirse amenazadas por otras

La práctica del bullying es muy común en México, por ello es necesario entender el problema de raíz para poder frenarlo.

Preocupadas en crear conciencia, las Netas Divinas  hablaron en la emisión anterior sobre la forma en la que las mujeres buscan descalificar, humillar y destruir a otras mujeres, pues a pesar de que suele asociarse este problema a edades tempranas, también se da el maltrato entre adultos, no sólo físico, también psicológico.

Este tipo de bullying entre mujeres es conocido como Pink Bullying y suele presentarse por la necesidad de crear una pertenencia, para generar compañía, una sensación de fortaleza o por mera competencia, no obstante, termina evidenciando debilidad y baja autoestima.

Diversos estudios muestran que la reacción agresiva de las mujeres ante otras, es debido a que les resultan más atractivas, deseables y exitosas, es así que la “bulleadora”, quienes son generalmente mujeres “alfa”, aprovechan a sus seguidoras “groupies” para aislar, incomodar y eliminar a su “rival”.

Generalmente esto surge cuando una mujer logra observar cualidades que no posee, en otra, por lo que recurre a remarcar su pertenencia grupal como una defensa al sentirse amenazada.

Este tipo de defensa se presenta en diversas formas. ¡Chécalas!… igual descubres que has sido "bulleada" o… ¡”bulleadora”!

Críticas                            

Pueden ir de la punta de la cabeza al pie para señalar todo aquello que está “fuera de lugar”, sin embargo, no termina ahí, pues también emiten juicios sobre la conducta o personalidad de la víctima buscando humillar y descalificar sin importar si escuchan hombres o mujeres.

Manipulación

Intervienen en la relación que pudiera haber entre la víctima y otras personas, todo con el afán de apartarla y dejarla vulnerable. Sin embargo, también suelen manipular a la víctima condicionarla o amenazarla con la falsa promesa de que la dejará en paz.

Exclusión

En este punto, las mujeres acosadoras suelen aplicar la infantil ley del hielo, ignorando, evitando todo contacto visual, y por supuesto, dejar claro que no hay lugar en su grupo social para su “contrincante”.

Rumores

Las “bulleadoras” buscan también desprestigiar, por lo que recurren a inventar historias sobre la “adversaria” en cuestión.

Agresión verbal

Estas van desde groserías, apodos, insultos o el simple tono al hablar que puede ser hiriente o cortante. Además evitan que otros le hablen para así provocar en la víctima un sentimiento de rechazo.

Bromas pesadas

No hay límites según la imaginación de quien está en batalla.

Humillación

¡Cuidado! No desaprovecharán la oportunidad para intimidar a sus víctimas frente a otros, para así hacerla sentir mal y provocar la burla pública.

Traición

También pueden pasar a un estado amistoso para provocar la confianza de la víctima, sin embargo, usan todo tipo de información a su favor o para exponerla.

Generalmente las “bulleadoras” son las populares, tienden a ser líderes y tener influencia sobre un grupo, quienes le siguen el juego, pero pese a esa gran virtud, también tienden a ser personas venenosas.

Es probable que estas mujeres tengan una batalla en la mente y que aquélla a quien ven como su contrincante, sólo esté enfocada en su vida. En estos casos lo recomendable es reforzar la autoestima de quien recurre al Bullying, en especial, si entendemos que la exposición constante a este tipo de acoso puede tener consecuencias graves.

Las Netas Divinas están convencidas de la solidaridad que debe haber entre mujeres, en especial, cuando hay niñas que pueden reproducir el ejemplo de las mujeres adultas.

Ahora sí puedes contestar: ¿Te has sentido “bulleada”?,  ¿Has sido parte del Bullying?, ¿Conoces a alguien que es víctima de Bullying?… ¿Cómo la ayudarías?

Comenta ahora