¡Quítale lo insípido a tu vida ¡con sabor a sal!

¡Descubre más detalles sobre la sal!

Además de moneda de cambio en la antigüedad y de sus  propiedades para conservar productos  como la carne o el pescado, la sal tiene una característica muy importante y se trata del sabor.

La sal es un ingrediente que no puede faltar en la vida ni en los alimentos, por ello, las Netas nos hablaron sobre este condimento.

A pesar de considerársele un ingrediente muy sencillo resalta los propios sabores de los alimentos como un potencializador, actualmente existen muchas variedades que comienzan a comercializarse, como la sal de Himalaya, la sal roja de Hawai o la negra de Chipre… ¡Y muchas más!

Debido a que la consumimos, no es de extrañarse que nosotros tengamos sal en nuestro organismo,como en la sangre o el sabor de las lágrimas.

Gracias a la sal yodada se han podido controlar enfermedades de tipo endocrino como el bocio, y en el caso de la sal flourada se previenen caries en los dientes.

 Sin embargo, todo en exceso hace daño, por lo que es recomendable no abusar, pues provoca problemas, cardiacos, de presión alta y de retención de líquidos.

Pero, ¿De dónde se extrae?

Las salinas o las superficies poco profundas cerca del mar, que al evaporarse el agua por  el sol y el viento, deja la sal como sedimento.

Por último se encuentra la sal de mina, extrayendo la sal de yacimientos minerales como de sal gema. Lo único que se hace es pulverizar el mineral para poder tener la sal.

La sal en la comida es tan importante como ponerle sal a tu vida para quitarle lo insípido y volverla increíble.

Además de moneda de cambio en la antigüedad y de sus  propiedades para conservar productos  como la carne o el pescado, la sal tiene una característica muy importante y se trata del sabor.

La sal es un ingrediente que no puede faltar en la vida ni en los alimentos, por ello, las Netas nos hablaron sobre este condimento.

A pesar de considerársele un ingrediente muy sencillo resalta los propios sabores de los alimentos como un potencializador, actualmente existen muchas variedades que comienzan a comercializarse, como la sal de Himalaya, la sal roja de Hawai o la negra de Chipre… ¡Y muchas más!

Debido a que la consumimos, no es de extrañarse que nosotros tengamos sal en nuestro organismo,como en la sangre o el sabor de las lágrimas.

Gracias a la sal yodada se han podido controlar enfermedades de tipo endocrino como el bocio, y en el caso de la sal flourada se previenen caries en los dientes.

 Sin embargo, todo en exceso hace daño, por lo que es recomendable no abusar, pues provoca problemas, cardiacos, de presión alta y de retención de líquidos.

Pero, ¿De dónde se extrae?

Las salinas o las superficies poco profundas cerca del mar, que al evaporarse el agua por  el sol y el viento, deja la sal como sedimento.

Por último se encuentra la sal de mina, extrayendo la sal de yacimientos minerales como de sal gema. Lo único que se hace es pulverizar el mineral para poder tener la sal.

La sal en la comida es tan importante como ponerle sal a tu vida para quitarle lo insípido y volverla increíble.

Comenta ahora