Sexo: ¿Una herramienta de manipulación en una relación?

El sexo tiene poder por lo que algunas personas lo ocupan como herramienta de manipulación sexual

El sexo es uno de los actos de mayor intimidad en una pareja y debería ser sincero, pero ¿Qué pasa cuando se le usa como una herramienta de manipulación?

Las Netas Divinas abordaron el tema en la emisión pasada, pero si te quedaste con ganas de más… ¡Aquí abordamos este tema!

Debido al poder del sexo, muchas personas recurren a el para negociar otros intereses a cambio del acto sexual, sin embargo, este instrumento puede trascender y convertirse en un elemento de control, manipulación o castigo.

En muchas ocasiones puede ser consciente, pero también puede evolucionar de forma inconsciente, cuando parece que las cosas son más funcionales en intercambios que involucran el sexo, sin embargo,  sólo se trata de un reflejo de la falta de comunicación en la pareja.

Cuando las cosas no se hablan de forma directa o hay poca o mala comunicación se dificulta poner solución a los conflictos.

Uno de los ejemplos más comunes, es el control dentro de la relación,  la toma de decisiones unilateral que llevan a cabo los hombres sin consultar a sus mujeres ni prever sus necesidades o gustos, provoca que ellas tiendan también a “racionar” los encuentros sexuales.

Ya sea por dinero, trabajo, propiedades, favores, como forma de reconciliación, y más, la manipulación sexual no es propio sólo de hombres o mujeres, aunque son las mujeres las que más lo usan como una herramienta de manipulación.

Este tipo de situaciones no sólo aumentan los problemas, sino que amplía aún más la brecha entre la pareja, al no tener claro qué se quiere del otro y viceversa.

El sexo puede ser una herramienta de manipulación pero no cambiará tu situación, así que es mejor enfrentar el problema y desarrollar un mayor nivel de comunicación con la pareja.

Comenta ahora