PUBLICIDAD

Miguel Quintanilla

Alejandro Calva

Resignado a no mantener el poderío de su negocio de narcotráfico, a Quintanilla no le queda más que vivir con bajo perfil en su rancho al lado de Josefina y aliarse a la Señora Acero. Su honor de mafioso ha quedado sepultado por los nuevos tiempos de narcos más sanguinarios y desleales a cambio de un nuevo horizonte.

Te sugerimos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y en facebook