Andrea Legarreta sorprende a seguidores con bebé en brazos; 'Quería mi mini Erik'

facebook

twitter

whatsapp

Email

¡Hasta dan ganas de tener un bebé!; confesó la conductora luego de tener en sus brazos las creaciones de Patsy Reborn

Toda niña con un sueño de ser mamá llegó a enamorarse de las muñecas. A sus 49 años, Andrea Legarreta demuestra que los bebés de juguete siguen teniendo una gran magia, sin importar las décadas que pasen.

Para una cápsula muy especial en el programa de "Hoy", la esposa de Erik Rubín se dio a la tarea de visitar Pasty Reborn , una marca de muñecos realistas de una calidad inimaginable. La conductora apareció en el programa con uno de estos bebés de juguete en brazos y rodeada de más recién nacidos de plástico: "shh, no hablen fuerte porque estamos durmiendo a las criaturas", bromeó.

Todo se trata del talento de Patsy, quien crea bebé de colección, los cuales son artesanales, hechos a mano, horneados y pintados paso a paso. Cada uno de estos bebés tiene cabello y tiene el peso de un bebé real, por lo que a primera vista son casi tan perfectos que un recién nacido de verdad.

En redes sociales, la conductora compartió imágenes en las que sostiene a uno de los bebés y admite que le encantaría volver a ser mamá, aunque rápidamente lo reconsideró, pues pensó que quizá y ya estaba grande para darle hermanitos a Mía y Nina Rubín.

"¿Que tal está BELLEZAAAAAAA? Hasta dan ganas de tener un bebé... ¡Pero a estas alturas sería un bebésaurio! Por eso mejor juego a las muñecas. Si eres coleccionista o quieres una escríbele a @reborn_patsy es talentosísima haciendo bebés de colección", escribió la conductora.

Entre los comentarios de la publicación, Cynthia Urias dejó un divertido mensaje a la presentadora de "Hoy", pidiendo que le consiguieran "a su niña". Con todo el humor que le caracteriza a Andrea Legarreta, respondió: "Te juro que me enamoré...¡Ya quería el mini Erik!".

Los fans de la conductora quedaron encantados de ver a Andrea "jugando" a la mamá luego de que hace más de 15 años tuvo a su primera hija, Mía. Por otro lado, no faltó quien aplaudió el trabajo de Patsy, pues cada bebé de colección es una verdadera obra de arte.