'¡Adiós héroe!': Muere Pablo Fustec, el actor que se quemó por salvar a su perrita

facebook

twitter

whatsapp

Email

Durante un paseo en Michoacán, Pablo brincó a un foso de azufre para salvar a su mascota

A mediados de junio, el nombre de Pablo Fustec inundó las redes sociales. Muchas personas se unieron para pedir donaciones de sangre O Negativo, el tipo de sangre que Pablo necesitaba para seguir luchando por su vida en el hospital, tras intentar salvar la de su perra Sasha.

La historia de Pablo ocurrió el 13 de junio en un yacimiento de aguas termales en Los Azufres, Michoacán, donde su perrita Sasha cayó a un foso de azufre y él saltó detrás de ella para intentar salvarla. Desafortunadamente, Sasha murió en el sitio y el actor de origen francés resultó con la mayoría de su cuerpo quemado.

El diagnóstico fue fatal desde el principio. Choque séptico, infección de tejidos blandos y quemadura por escaldadura, así fue como el actor ingresó al Instituto Nacional de Rehabilitación. Ante la gravedad del hecho, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México inició la Carpeta de Investigación CI-FITL/TLP-3/UI-3/C/D/00301/07-2020 para atender el delito de homicidio culposo por otras causas.

Después de casi tres semanas de luchar, el 6 de julio, Pablo sufrió un paro cardíaco y falleció. Según el reporte de la investigación, desde la partida de Pablo se comenzaron los trámites para la extradición de su cuerpo a París.

Pablo vivía en México con visa de residente permanente y era actor de teatro, gremio en el que era muy querido y conocido por su amor a los animales.

Un héroe se nos adelantó. Un gran ser humano que sin duda deja huella en muchos de nuestros corazones. Pablo dio su vida por Sasha , ¡eso es el amor verdadero! Eso es ser humano”, escribió Adry Parra en Facebook para reconocer el acto de amor y humanidad que nos dejó Pablo.