¿De quién son los embriones? Sofía Vergara gana batalla legal al ex que quiere tener hijos

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz se quedó con la custodia permanente de dos embriones que congeló junto con Nick Loeb hace siete años

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace dos días que Sofía Vergara logró conseguir de manera permanente la custodia de un par de embriones congelados, ante la insistencia de su exnovio Nick Loeb por llevarlos a término. Un juez de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, Estados Unidos, le otorgó a la actriz una orden judicial permanente que indica que el empresario no puede usarlos sin su aprobación.

El caso es que Nick ha luchado para tener derechos legales sobre dos embriones que Sofía y él congelaron en 2013, cuando eran pareja. Incluso, según el Daily Mail, Nick tenía la intención de nombrarlos, abrir un fideicomiso para ellos y, por supuesto, llevarlos a término.

A siete años de que finalizara la relación que la pareja mantuvo de manera intermitente por cuatro años, Sofía ha ganado varias batallas legales en las que Loeb ha insistido en reclamar la custodia de los embriones que ambos decidieron conservar con la esperanza de convertirse en padres juntos.

Nick demandó a Sofía desde 2014, alegando que él quería tener la custodia de los embriones para implantarlos en otra mujer y así poder cumplir su deseo de ser padre, a lo que ella respondió que, por su parte, sólo desea destruirlos.

Es público que un año antes de terminar su relación, Sofía se sometió a un tratamiento de fertilidad pues le estaba resultando muy difícil quedar embarazada luego de haber sufrido cáncer de tiroides a los 29 años, a pesar de haber sido madre a los 19.

En 2017, la protagonista de Modern Family presentó unos documentos legales donde expresó de manera explícita que Loeb no podía usar su material genético sin su consentimiento. El juez falló a su favor en febrero de este año, haciendo alusión a la “Directiva de formulario” que ambos firmaron en la clínica de fertilidad.

Dicho documento estipula que ninguno de los dos puede usar los embriones sin la autorización del otro. Sin embargo, Nick Loeb ha apelado en más de una ocasión por su deseo de convertirse en papá, aún sin el consentimiento de quién sería la madre en términos genéticos. Pero según la ley, esto sería una violación de los derechos de Sofía.

Destaca que Nick Loeb ha buscado el fallo en cortes de estados abiertamente provida, como lo es Louisiana, donde incluso se considera a los embriones como personas, por lo tanto su destrucción está prohibida. Aún así, la actriz ha logrado detenerlo al demostrar que ellos consintieron la reserva de sus embriones en California y que aunque Loeb fingiera que vivía en Louisiana, el caso sigue siendo que ella no quiere que esos embriones sigan existiendo y se fecunden sin su consentimiento.

La pelea se ha convertido en una de las más controversiales de Hollywood, pues mientras algunos abogan por el indiscutible derecho de la actriz a decidir sobre su material genético, otros defienden el deseo de Loeb, quien quiere ejercer su derecho a ser padre con el par de embriones sanos que se fecundaron con su esperma, además de que, según él, ambos habían hecho un acuerdo verbal en el que había consentimiento por usar los embriones de manera independiente si así lo querían.

Por supuesto, el caso que ha expuesto la intimidad de la actriz y el empresario ha escalado los portales de espectáculos y ha abierto la discusión que no termina: ¿de quién son los embriones?