Hermana de Mariah Carey acusa a su madre de abuso sexual y satanismo en su niñez

facebook

twitter

whatsapp

Email

Alison Carey contó los detalles de supuestos abusos al diario británico The Sun; ya interpuso una demanda legal

“Estaba aterrada”, es como Alison Carey describió su infancia ante The Sun Online. La hermana de Mariah Carey contó al medio que aún vive traumatizada tras vivir una niñez en la que abusaron sexualmente de ella y la llevaron constantemente a rituales satánicos.

Alison Carey de 56 años ahora está demandando a su madre, Patricia Carey, ante la Corte Suprema de Nueva York por obligarla a realizar actos sexuales con extraños cuando tenía 10 años. Según el informe de The Sun, la hermana de Mariah presentó documentos que prueban que sufre de trastorno de estrés postraumático y depresión.

La demanda de Alison dice: “La acusada, quien es la madre del demandante, permitió y alentó a otras personas masculinas cuyas identidades actualmente se desconocen a participar en actos sexuales, según se define en la Ley Penal de Nueva York, específicamente 130.52 (tocar por la fuerza) y 130.65 (agresión sexual en primer grado), mientras que la demandante tenía aproximadamente 10 años de edad”.

Allegados a la hermana mayor de las Carey dijeron que ella no está buscando el dinero de Mariah, de quien aseguraron lleva años de distanciamiento. Incluso Alison menciona en la entrevista que, aunque ella nunca vio a su hermana en esas reuniones, teme que también haya sido víctima de abusos.

“El lugar sigue ahí. Podría mostrarte exactamente dónde está”, remarcó Alison a The Sun sobre el sitio donde asegura fue víctima de abusos. “Creo que tenía seis años cuando recuerdo por primera vez que fui allí y continuó por algunos años (...) Un familiar cercano solía despertarme justo antes de las 2 de la madrugada y llevarme a un antiguo salón que parecía un castillo, a pocos pasos de la iglesia a la que solíamos asistir en Huntington, Nueva York (...) Parece difícil de creer y tengo tantos recuerdos que desearía nunca haber tenido”.

De acuerdo con la publicación a la que Alison dio la exclusiva, ella ahora está pasando por un muy mal momento, pues después de dos años de que sufrió un ataque físico con un bate de béisbol que la hizo someterse a una cirugía cerebral, ahora no sólo está luchando por sobrevivir a su adicción a las drogas y con su condición de VIH positivo, sino que apenas puede mantenerse en un pequeño departamento y con cupones de comida.

Hasta el momento, ni Mariah, ni su mamá ni ningún abogado que las represente ha dado alguna declaración sobre el tema.