Matt Winkelmeyer/Getty Images

Revelan estrictas reglas bajo las que vive Britney Spears en su tutela

facebook

twitter

whatsapp

Email

Investigación de New York Times expone el infierno que vive la cantante, quien desde 2015 pide a la corte que su padre sea destituido como su tutor

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Salen a la luz más detalles sobre la situación legal de Britney Spears; las medidas tan estrictas que vive bajo la tutela que se le impuso desde 2008 y el mal manejo que Jamie Spears, padre de la cantante, hace sobre la fortuna que su hija ha trabajado durante la última década.

En una investigación publicada por The New York Times, este martes 22 de junio se reveló que en 2016 Birtney habría pedido por primera vez en corte que su padre fuese destituido en su cargo como tutor.

De acuerdo a los registros judiciales en los que se basó el reporte del diario estadounidense, la cantante tiene más de cinco años pronunciándose en contra de las estrictas reglas que su propio padre le impone, convirtiéndose la tutela en "una herramienta opresiva y controladora en su contra".

Los desgarradores informes que presentaron investigadores de la corte revelaron que Brit está más que harta de que se aprovechen emocional, psicológica y económicamente de ella, pues a pesar de que está en toda su capacidad mental y física para trabajar y generar dinero, es ella quien menos puede aprovechar de esas exorbitantes cifras que recibe como artista, pero de las que se beneficia todo un grupo de personas dentro de su nómina, principalmente su padre.

Además de esta falta de independencia financiera, Britney sufre el hecho de que, de lo poco que recibe de su propio dinero, es además controlada en sus gastos personales.

En uno de los casos más extremos y lamentables para la artista, se detalla cómo alguna vez la cantante de "Baby, One More Time", deseaba hacer arreglos en la cocina de su casa y su padre no se lo permitió, "pues gastaría mucho dinero".

La ex de Justin Timberlake tampoco tiene acceso a usar sus tarjetas de crédito y en todo momento es acompañada por guardias de seguridad y su asistente.

Esta investigación informó que las condiciones en las que vive la intérprete de 39 años la tienen molesta, ya que la misma Birtney está segura de que "su padre está 'obsesionado' con controlarla".

Este miércoles Britney Spears se volverá a presentar en corte para una audiencia en la que seguirá luchando para que retiren a su padre del cargo que tiene como tutor. Esta sería una segunda batalla para la cantante en la lucha por la "libertad" que tanto claman sus fans con el movimiento #FreeBritney.

Su primer logro fue a principios del 2021 cuando la corte estipuló que Jamie Spears ya no sería su único tutor legal, sin embargo, el deseo de Brit es que su padre se retiré por completo del control de sus gastos y que, tanto su carrera como su finanzas, las lleve un grupo de personas encargadas de manejar un fondo de inversión a beneficio de la cantante.

Por el momento, Britney no desea que la tutela termine, al menos que sus hijos sean mayores de edad, pues teme perder lo que hasta ahora han sido beneficios a su favor en cuestión de las visitas que puede mantener con Sean y Jayden Federline de 15 y 14 años.

Luego de que la campaña #FreeBritney creada por fans de la cantante para generar atención mediática sobre la "cárcel" en la que vive su idola, la propia Princesa del Pop pidió que el proceso fuera lo más público posible, todo esto por respeto al apoyo que actualmente recibe de sus admiradores, quienes desean verla pronto en completa libertad.

Actualización 23/06/21 18:30 horas

Hoy por la tarde terminó la audiencia, siendo esta la primera vez en 13 años que habla públicamente de la tutela que vive y, para tristeza de muchos, confirma lo que las teorías de sus fans aseguraban a través del movimiento #FreeBritney. La cantante ha sido controlada sistemáticamente por las ordenes de su padre, Jamie Spears.

La cantante pide al juez que termine, pues nadie en su familia ha hecho algo para que ella sea libre y entre los testimonios más alarmantes que expresó la cantante, reveló que en algún momento le recetaron contra su voluntad litio, un medicamento utilizado para controlar ataques frenéticos. En la audiencia, Britney expresó: "Es una droga fuerte. Puede dañarte mentalmente si la consumes por más de 5 meses. Me sentí dopada, ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Me tenían con seis enfermeras diferentes".

Entre otra de las pruebas que la intérprete presentó al juez para demostrar que sufría un control abusivo por parte de su padre, era el hecho de que se le obligó a la cantante a tener un anticonceptivo DIU a la fuerza, prohibiéndole tener hijos y volver a casarse.

En redes sociales, fans de la cantante expresan su tristeza tras escuchar de viva voz el infierno que ha vivido Birtney a manos no solo de su padre, sino también de su mánager y todo un séquito de personas al rededor de ella, incluyendo su familia, quienes saben del abuso emocional y financiero del que la Princesa del Pop es víctima.