Galilea Montijo opina sobre el manotazo que Eduardo Yáñez le dio a otro reportero

facebook

twitter

whatsapp

Email

"Es un cerillito", la conductora de 'Hoy' comentó que ella le ha dado consejos al actor para que evite problemas

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El 2021 ya inició y parece ser que entre los propósitos de Eduardo Yáñez no está el dejar de tener problemas con la prensa. En días pasados llegó al Aeropuerto de la Ciudad de México y al ser abordado por los medios de comunicación para entrevistarlo, el actor se mostró molesto con un reportero y le dio un manotazo a su micrófono.

El protagonista de ‘Destilando amor’ argumentó que dicho periodista estaba invadiendo su espacio y no estaba guardando la distancia necesaria para evitar la propagación del Covid-19.

Ante esta nueva polémica de Eduardo, Galilea Montijo fue cuestionada por varios reporteros, entre ellos Eden Dorantes, sobre lo que ella opinaba del trato que tuvo su excompañero del melodrama ‘La verdad oculta’, ella comentó que él es “como un niño” y que se enoja con facilidad.

La presentadora siguió diciendo: “no lo defiendo, estoy en contra de la violencia, sé que ustedes también hacen su chamba y cada uno nos toca estar en diferentes lugares”.

Mencionó que con ella él siempre se ha portado como “un caballero”, pero reconoce que su amigo tiene el carácter muy explosivo que lo ha llevado a meterse en problemas. “Es un cerillito”, dijo la también actriz.

Destacó que en ocasiones le ha dado algunas recomendaciones: “él es como un muchachote, él es un niñote y él lo sabe, es un cerillito, y yo no soy nadie para darle consejos, nada más le digo ‘no te peles, mijo’ (…) es buena persona”.

En esa misma entrevista, Galilea recordó la vez que se molestó con una reportera por haber publicado unas imágenes de ella, hace años, con algunos kilos de más.

“Una pose tan espantosa, venía yo con 10 kilos arriba”, dijo entre risas. Además, dijo que ya ha aprendido a cómo lidiar con esas situaciones incómodas: “Yo te puedo hablar por mí, me he acostumbrado a que de repente digan cosas que no son ciertas, muchas cosas que me han dolido, muchas cosas que han hecho llorar a mi familia, pero conforme pasan los años uno aprende, ya que más, ya hasta me da risa”, finalizó.