Ejercicios asiáticos para reducir el abdomen, ¿realmente funcionan?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Prometen arrancarte la grasa y dejar tu vientre plano con pocos movimientos y por eso muchas personas lo están probando

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La promesa de los llamados “ejercicios asiáticos” es clara: fulminar la barriga. Están de moda desde principios del año pasado, cuando en pleno inicio de la pandemia muchos estaban empeñados a usar su tiempo en transformar su cuerpo con panza en una figura de vientre plano.

Hay varias versiones de los ejercicios, pero la más famosa es la vietnamita, que consiste en una serie de movimientos bruscos con la pelvis hacia adelante y hacia atrás, lo que se supone activará los músculos del abdomen y reducirá la grasa abdominal.

Incluso antes de saber si funciona, hubo muchos preocupados por saber si era seguro, pues por su intensidad parecía que un movimiento en falso costaría una ida al hospital para revisar posibles lesiones lumbares. Muchos entrenadores y médicos dijeron lo obvio: el ejercicio bien hecho no representa un riesgo.

Aunque también dijeron lo que muchos no esperaban escuchar: perder grasa abdominal depende del déficit calórico, es decir: sí depende del ejercicio que hagas pero también con lo que comes.

Lamentablemente no hay ejercicio mágico que resuelva la forma de nuestra figura a placer, pero un plan de alimentación balanceado y vigilado por un profesional, además de ejercicios de cardio como este de meter y sacar la pelvis o saltar la cuerda o caminar ayudan mucho a eliminar la grasa y a que el cuerpo no se oxide y nos dé la posibilidad de mejorar nuestra calidad de sueño, flexibilidad y menos riesgo de tener obesidad y diabetes.

¿Cómo se hace el ejercicio asiático de TikTok?

De acuerdo a las recomendaciones de quienes lo promueven en redes, se debe estar e pie, con las piernas juntas y las rodillas ligeramente flexionadas. Se contrae el estómago hacia adentro (método hipopresivo). La presión se ejerce en el abdomen y los glúteos. Después se empuja el abdomen hacia adelante y hacia atrás, al ritmo de la música, sin mover las rodillas ni los pies. Todo de manera cuidadosa para no lastimar la espalda, principalmente. Poco a poco se incorporan giros de cintura y caderas.

Cabría recordar que el método de ejercicios hipopresivos están basados en la presión y la tensión, y fueron desarrollados inicialmente como un tipo de gimnasia de recuperación postparto.