Rachel Moore

Luna llena en piscis: qué rituales hacer y cómo afecta a nuestro signo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los expertos afirman que esta será la Luna más emocional del año, así que recomiendan aprovechar su poder en el amor

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La noche de este 20 de septiembre será especial porque será llena y porque entrará en el signo de piscis, lo que según los expertos significa que habrá una fuerte influencia de emociones profundas en todo lo que hagamos.

La Luna llena en piscis nos pone sensibles y receptivos, así que es perfecta para canalizar toda esa poderosa energía para nuestra estabilidad emocional. Más si pensamos que en términos prácticos significa el inicio del otoño en el hemisferio norte y de la primavera en el sur.

Para aprovechar todo este mágico momento, Astralmente propone algunos hechizos que nos harán sentir nuestros sentimientos más profundos y sanos. La gran pregunta a responder es: ¿qué necesita mi corazón para estar bien y sanar?

Nos aclararemos si en un papel escribimos de un lado lo que queremos dejar ir, y del otro lo que queremos abrazar. Una vez escrito todo lo que queremos y lo que no, será momento de quemar el papel y al ver que se consume, hacer otra lista de lo que haremos para que lo bueno suceda.

También se puede llamar al amor con una vela rosa, frente a la que encendida repitamos: "Luna poderosa, con tu poderosa ayuda lograré establecer una amorosa relación con (nombre de la persona que queremos). Gracias, gracias, gracias". El hechizo estará hecho.

Sobre cómo afectará según nuestro signo, piscis llegará con mucha sensibilidad para Acuario, Libra, Géminis, Leo y Sagitario, para quienes será buen momento para hacer negociaciones claras y dejar de oír todo lo que es poco realista.

Mientras Leo, Tauro y Escorpio deberán no dejarse llevar y cuidar sus finanzas.

Piscis y Cáncer tendrán las mejores oportunidades para ponerse sociales y alimentar su magnetismo personal.

Virgo y Capricornio tendrán mucha felicidad que los tomará por sorpresa, pero para ello tendrán que dejar de ser bruscos y procurar la delicadeza.