Victoria's Secret escoge a una modelo más curvy para su pasarela

Sin embargo muchos condenan el intento de la marca de querer poner cuerpo más reales en la pasarela con una modelo que pesa 55 kilos.

logo

La modelo húngara, Barbara Palvin, fue anunciada esta semana como el nuevo ángel de la marca Victoria's Secret. Esta noticia es un paso más en la carrera de la joven de 25 años, sin embargo, el éxito ha sido opacado por controversia.

Debido a sus caderas anchas y piernas torneadas, poco parecidas a los delgados muslos del común denominador entre modelos como Bella Hadid o Miranda Kerr, la marca de lencería otorgó a Palvin la etiqueta de plus size y gran parte de los seguidores de la marca está en desacuerdo.

Teniendo en cuenta que Palvin pesa 55 kilos y mide 1.75 metros, un peso estándar y recomendable para su estatura, el hecho de que sea nombrada como curvy o plus size ha generado polémica y dudas entre los consumidores: ¿Debería preocuparnos que el peso saludable se considere como "talla extra" en la industria de la moda?

Publicidad

En redes sociales, decenas de mujeres critican esta etiqueta para la modelo, mientras a otras no les queda más que reír de imaginar con qué talla podrían identificarse, según la marca de lencería.

Esta no es la primera vez que el público centra la atención en el peso de Barbara Palvin. En 2016, cuando apareció en la portada de Sports Illustrated, la modelo fue atacada con comentarios sobre su talla y sugiriendo que la joven tenía "cuerpo de embarazada". A lo que Palvin, respondió en su cuenta de Instagram.

"Recibí terribles comentarios sobre que estoy gorda. Bueno, no estoy tan delgada como cuando tenía 18.ib ¡Pero no me considero gorda! Esta soy yo y me tomó rato entender lo que las personas querían decir con escucha a tu cuerpo". Publicó la modelo en sus redes.

Publicidad
Ver esta publicación en Instagram

🧡 !!! 1 more day !!! 🧡 @victoriassecret Dec. 2nd 10/9c @abcnetwork

Una publicación compartida por Barbara Palvin (@realbarbarapalvin) el

Barbara no es la primera en hablar sobre la "gordofobia". Esta semana, otras modelos se han levantado alzando la voz asegurando que la inclusión de cuerpos talla plus es una mentira en el mundo de la moda.

Sara Ro, modelo española de Miah Managment, confesó que la demanda a mujeres bellas con cuerpos curvy es inexistente:

"Hay muy pocas firmas que tengan tallas más allá de la 44, aunque algunas sacan colecciones aparte para nosotras. Eso me produce sentimientos encontrados. Por un lado tengo más opciones donde comprar y eso es genial. Pero no me incluyen en los patrones normales y me derivan a algo que creen que me podría gustar sin darme opción a escoger", escribió la modelo.