Verónica Montes

Mezcalent

Actriz de ‘El señor de los cielos’ revela que tiene un tumor cerebral

facebook

twitter

whatsapp

Email

Verónica Montes dijo que sintió miedo cuando se lo detectaron

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Verónica Montes, actriz conocida por su papel ‘El señor de los cielos’, dio a conocer la triste noticia de que le detectaron un tumor cerebral.

En una entrevista con TV Notas, Verónica Montes confesó que desde hace más de un año estaba presentando problemas de salud, y aunque ya le habían hecho varios estudios, los doctores no habían descubierto qué era lo que pasaba.

Y fue a principios de 2021 que le diagnosticaron una enfermedad llamada hiperprolactinemia, causada por la hormona prolactina. Y después le dijeron que se trataba de un problema en un riñón, aunque más tarde se descartó con un estudio.

Debido a los altos niveles de prolactina, fue que se desarrolló un tumor cerebral, el cual ya está siendo controlado, ya que afortunadamente es benigno.

"Descubrieron que tengo un tumorcito en la parte central de la frente que se llama microadenoma y sale cuando tienes la prolactina alta. Me lo detectaron cuando la prolactina empezó a bajar a su nivel normal, pero semanas después me hicieron otra vez el estudio y empezó a subir", sentenció.


La actriz también habló del miedo que sintió cuando le dieron la noticia, ya que ella se imaginó que la someterían a una operación, sin embargo, esta no fue necesaria.

"La verdad, lo primero que vino a mi mente fue que estaría en una plancha para que me operaran, me asusté porque hasta pensaba que me iban abrir el cerebro (…), no es cáncer ni se puede convertir en algo así. Me dice el doctor que sólo hay que estarlo checando para controlarlo y sobre todo para evitar que crezca y vengan complicaciones, pues sería más peligroso quitármelo (...), si me lo quitan, me podría dar diabetes o cualquier otra cosa", manifestó.

Afortunadamente, Verónica dijo que todo está controlado, recalcando que sí hay días en los que se siente muy cansada por el tumor.

"Hay días en los que amanezco hinchada de la carita, aunque ya no como antes. Además, ya tengo más fuerza, porque esta enfermedad hacía que me cansara mucho. También, me siento tranquila porque ya sé qué le pasa a mi cuerpo", concluyó.