Instagram @richieofarrill

Acusan a Ricardo O’Farrill por supuesta normalización de pedofilia con un chiste

facebook

twitter

whatsapp

Email

En plena crisis por abuso y feminicidios de niñas, como el caso de Fátima, usuarios critican al comediante con el hashtag #RichieOfarrillpedofilo

Este viernes las redes sociales en México se dividieron luego de que un video con el fragmento de la rutina de stand up de Ricardo O’Farrill se volviera viral.

¿La razón? Un chiste sobre pederastia enfureció a Internet. Cibernautas calificaron de imprudente la parte del stand up de O’Farrill, cuando el comediante simula una relación sexual con un niño.

Aunque la rutina no es reciente, plena crisis nacional por abuso y feminicidios de niñas, como el caso de Fátima, usuarios revivieron el fragmento del stand up para criticar al comediante, exponiendo el video junto a hashtag “#RichieOfarrilPedofilo”.

El O’Farrill no fue el único atacado, pues también se criticó a comunicadores y comediantes defensores del también conductor de Ñam Ñam Extravaganza.

“¿Humor? No, esto es la normalización de la pedofilia. Y lego nos preguntamos cómo pueden suceder crímenes atroces como el de Fátima”, tuiteó la cuenta oficial de la revista El Chamuco .

Por su parte, el comediante de 29 años, no ha dado declaración con respecto a la polémica, sin embargo, O’Farrill se limitó a publicar únicamente un fragmento de un show de stand up protagonizado por el comediante estadounidense, Dave Chapelle.

En el video, aparece Chapelle explicando la importancia de tener la libertad de ser políticamente incorrectos arriba de un escenario haciendo comedia. Entre una de las frases que más resuenan en la rutina del estadounidense se le escucha decir: “No vine aquí a estar en lo correcto, solo vine a bromear”.

Las opiniones en Twitter se han dividido pues fans del comediante y cibernautas defienden su comedia y asegurando que dicho género tiene como elemento esencial la característica de ser "provocador".

Una gran cantidad de tuiteros citaron un fragmento de la caricatura Duckman (1994) en la que su personaje principal defiende ser "políticamente incorrecto" arriba de un escenario de stand up.