Alejandra Guzmán revela por qué no cree en Frida Sofía y respalda a Enrique Guzmán: ‘Tenemos miedo’

Instagram

Alejandra Guzmán asegura que no puede ayudar a Frida Sofía porque ella también tiene problemas

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante habló de la enfermedad mental que sufre su hija desde hace años

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Alejandra Guzmán dio una entrevista a Adela Micha, con ella habló como nunca antes de los problemas que sufre su hija Frida Sofía, remarcando que los trastornos mentales que padece son reales.

La intérprete de ‘Eternamente Bella’ relató un poco cómo fue la situación de su hija desde que creció, contando que tuvo que mandarla a un internado de Estados Unidos luego de que la intentaran secuestrar a los 12 años.

“Tuve que mandar a Frida a un colegio porque trataron de secuestrarla y ella apenas tenía 12 años, yo la llevé al mejor colegio, en el cual, el último año se le diagnosticó trastorno límite de la personalidad. Yo fui al colegio y un terapeuta me dijo de esta condición y desde entonces yo he tratado de ayudar a Frida, de tenerla bajo medicamentos. Pero a veces no terminábamos la terapia o a veces no tomábamos las medicinas como debía de ser”, sentenció.

“Al final yo traté de darle lo mejor, le di un departamento, que espero lo disfrute, le di un coche”, agregó.

Además, la rockera lamenta todas las cosas que ha dicho su hija sobre ella, ya que niega haber estado relacionada con su exnovio.

“Ella acaba de cumplir 29 años y desde hace dos años, que es muy triste porque no puedo creerlo, ha dicho cosas de mí que no son ciertas, que no ha sido posible comprobar, porque cómo puedes comprobar algo cuando no es verdad que yo estuve sexualmente involucrada con Christian”, manifestó.

Por otra parte, Alejandra dijo entender el sentir de su padre, porque ella antes también ha sido criticada y acusada de cosas que no son ciertas.

“Imagínate ser juzgada, ser señalada por algo que no es verdad, y yo no he hablado porque es mi hija, yo no la he demandado porque es mi hija”, puntualizó.

Sin embargo, una de las declaraciones que más llamó la atención de Alejandra Guzmán fue que aceptó llevar dos meses limpia y sobria, hecho que la hace feliz porque aceptó que ha pasado por depresión por lo mismo.

Pero por lo mismo, Alejandra dijo: “Yo no puedo ayudarla porque yo también tengo mis problemas”.

Asimismo, Alejandra Guzmán recalcó que ella cree en su padre, Enrique Guzmán, ante las acusaciones de Frida, y concluyó entre lágrimas que no le gusta ver a su papá destruido por algo que no hizo.