Ana Brenda recuerda entre lágrimas su fracaso en la música y cómo fue dejar su casa a los 15 años

Instagram @anabrendaco

Ana Brenda confiesa las dificultades que vivió antes de ser actriz

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recordó cómo fueron sus inicios en el mundo del espectáculo

Ana Brenda se ha mantenido ocupada en esta cuarentena con su canal de YouTube, en el que normalmente comparte algunos consejos de belleza, y rara vez suele hablar de su vida. En el último clip publicado, sorprendió a sus seguidores con las confesiones que hizo.

La actriz contó cómo comenzó su carrera en el mundo del espectáculo, y recordó que ella era una adolescente cuando participó en el reality show ‘Pop Stars’. Ahí, Ana Brenda conoció por primera vez el rechazo, y es que, a pesar de que sí logró quedarse en una de las finalistas gandoras y formó parte del grupo ‘T de Tila’, no consiguió la fama que esperaba.

“Cuando cumplí 15 años, salió en México la convocatoria del primer reality show de música, se llamaba Pop Stars. Me inscribí (…) Cuando lo hablé con mis papás, no fue algo fácil de hablar (…) Ya estaba segura de lo que quería hacer, mi papá convenció a mi mamá. Hice casting ante Paola Rojas, Aureo Vaqueiro y René Casados. Canté ‘Antología’ de Shakira. Me quedé, no lo podíamos creer”, señaló.

Con esto, la protagonista de telenovelas supo que su destino estaba en los escenarios, pero también la pasó mal al darse cuenta que su éxito no había sido como el que ella quería, y tuvo que regresar a casa de sus padres.

“Esa etapa de Pop Stars fue mágica (…) Me quedé en el grupo. Ganamos, hicimos un disco, aquí es cuando las cosas se tornan diferente, sobre todo a mi edad. El proyecto no tuvo el éxito que se esperaba (…) creímos que nuestra vida iba a cambiar, todas estas cosas de producir el disco no se estaban poniendo de acuerdo.”, comenzó el relato de su etapa en la música.

“Fue el primer fracaso realmente fuerte que yo tuve a una edad muy temprana, que me hizo entender de lo que se trataba este medio y la carrera. Todas regresamos a nuestras casas, y claro que me enfrenté con muchas cosas muy duras, que se hablaban, gente burlándose, al mismo tiempo me dio mucha fuerza”, continuó.

Mientras ella iba recordando, fue inevitable para Ana Brenda soltar algunas lágrimas, pues este episodio de su vida la marcó en su adolescencia, ya que tomó decisiones para poder perseguir su sueño, y entre eso, dejó de vivir momentos al lado de su familia, en específico de su padre, quien ya falleció.

“Hoy por hoy entiendo, sí me da un poco de sentimiento y entiendo muchísimo a mis papás, porque no debe ser fácil el dejar ir a una hija a los 15 años a una ciudad y a un medio tan complicado, del cual se hablaban cosas duras. Es algo que voy a agradecer toda la vida, también las decisiones que tomamos tienen consecuencias. Me he culpado muchas veces y he dicho ‘yo quise hacer lo que quise en mi vida y hay gente que ya no está y pude haber pasado más tiempo con ellos’”, manifestó.