Arturo Peniche, su separación y cómo reconquistar a tu pareja tras lo que parecía un adiós

facebook

twitter

whatsapp

Email

Terapeuta de parejas revela que el por qué de las separaciones temporales y qué tan probable sería que una reconciliación

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Esta semana, el actor Arturo Peniche reveló estar decidido a luchar nuevamente por su matrimonio, todo luego de que tras siete meses de separación de su esposa Gabriela Ortiz, el histrión reparó en que no está listo para un adiós definitivo en su relación, por lo que está dispuesto a reconquistar a su esposa.

Durante una entrevista con el programa "Hoy", confesó que tiene en mente todo un plan para conquistar de nuevo a Gabriela, confiando plenamente en que el amor entre ambos sigue vivo: "A veces nos suceden cosas en nuestro entorno que hacen cambiar perspectivas y las necesidades, y siempre intento ser un hombre maduro".

Entre estas confesiones, dejó en claro las razones por las que había hecho una pausa en su matrimonio, mismas que nada tuvieron que ver con infidelidades o terceras personas sino más con un momento personal y complicado para Peniche, quien reveló que, tras la llegada de la cuarentena, estuvo bajo un fuerte nivel de estrés y ansiedad.

"Yo fui el que tomó la determinación. Pasé por una crisis personal, mental, venía de un ciclón o de una tormenta muy fuerte por la pinche pandemia", se sinceró.

Ahora, tras haber reconocido que su separación fue más una reacción compulsiva, Arturo Peniche está convencido de que puede volver a "ligarse" a su todavía esposa, sin embargo, ¿qué tan difícil sería recuperar la relación?

En entrevista con UNICABLE, Andrea Torres, psicóloga clínica, neurolingüista y especialista en terapia de parejas nos revela que aquello que pudo parecer un arrebato en el actor, tendría mucho sentido y validez si se toma por contexto la situación de angustia que durante la pandemia experimentó gran parte de la población.

"Si bien no sabemos cómo era la relación de pareja, como tal, sí vemos que hubo una situación de estrés, con respecto a la pandemia, que quizá lo llevó a actuar de manera impulsiva y claro que se puede presentar. Es totalmente válido", explicó.

Por otro lado, reveló que, en muchos casos como el del matrimonio en cuestión, es muy factible que la "reconquista" sea posible, sin embargo, haciendo énfasis en que el paso primordial para que esto ocurra de manera efectiva es la acción. Que la intención no quede en palabras románticas, sino que realmente se cuente con hechos y realidades.

"No nada más es con palabras, no es solo decir, 'yo quiero recuperar lo que tenía' y me quedo ahí, sino que también influye esta parte de llevarlo acabo, de poner en acción estas palabras, que se accione toda esta cuestión de reenamorar a la pareja", comenta.

Otro consejo que comparte para parejas en la misma situación es recordar la diferencia entre en el matrimonio de "vivir juntos" y "pasar tiempo juntos". La especialista en terapia familiar y de pareja señaló la importancia de que hoy en día las parejas aprendan a no perder el ritmo en dedicarse tiempo de calidad; salidas especiales, viajes, charlas íntimas y demás momentos agendados y estrictamente dedicados a mantener saludable la relación: "El amor es como una planta, que se tiene que cuidar todos los días".

Desde el otro lado de la moneda, la terapeuta señala que si bien es válido de una de las partes arrepentirse del rompimiento y buscar una segunda oportunidad, la otra persona también está en todo su derecho de no aceptar de regreso a quien tuvo como pareja.

"Es totalmente válido, la otra parte podría ser dura, hacer daño irreparable, por lo que habría que ver. Habría qué ver si para la persona quien en un principio no tuvo la iniciativa de romper la relación se encuentre recuperada aquella ruptura. No se puede empezar desde cero, pero sí se puede empezar desde otras perspectivas, de llegar a acuerdos, soluciones y posiblemente sí pueda suceder una reconquista", explicó.

Finalmente, la también especialista en terapia infantil y de la adolescencia, hace un llamado a parejas, no solo con más de una década de relación, sino también recientes e incluso jóvenes a que luchen por cuidar y mantener su amor. Reveló que uno de los problemas más comunes con los que llegan matrimonios a su consultorio son la falta de comunicación.

"Muchas veces llegamos para hablar pero a la defensiva, exigiendo lo que deseamos tener, a veces buscando tener la razón y la realidad es que las cosas no funcionan así. Lo que falla en esta parte es que sin una buena comunicación se puede lastimar de manera irremediable a la otra persona. Las parejas de hoy en día no se saben comunicar, se guardan mucho las cosas, no están expresando lo que realmente sienten y eso los puede llevar a acumular conflictos y eso puede llegar a algo más serio, por lo que es importante buscar la comunicación asertiva", explicó.