Así fue la trágica vida de River, el hermano al que Joaquin Phoenix le dedicó su Óscar

facebook

twitter

whatsapp

Email

Pobreza, abusos dentro de una secta sexual y drogas es lo que vivió el talentoso hermano mayor de Joaquin Phoenix, a quien le dedicó su Óscar

“¡Por favor, se está muriendo! ¡Por favor!”, gritó Joaquin Phoenix el 31 de octubre de 1993, mientras sostenía a su hermano River, quien sufría convulsiones por una sobredosis a las puertas de The Viper Room, el bar de Johnny Depp, en los Ángeles.

La trágica escena vino después de que River se sintiera mal, vomitara y cayera al piso. Se dice que su hermano Joaquin, desesperado, le ayudó a salir para tomar aire sin saber que todo empeoraría. Más tarde, la necropsia reveló que River, de 23 años, había consumido cocaína, heroína, morfina, efedrina, marihuana y valium.

Ése es el momento que revivió ayer Joaquin Phoenix al final de su discurso de agradecimiento por llevarse el Óscar como mejor actor:

Pero, ¿quién es River y por qué dejó tan marcado a su hermano?
El hermano mayor de Joaquin fue un talentoso actor que a temprana edad prometía en convertirse en uno de los más brillantes de su generación. A sus 23 años, ya había trabajado con los más grandes de la industria: Robert Redford, Harrison Ford, Sidney Poitier y Kevin Kline.

Sus dotes para representar a niños hermosos y compasivos, y jóvenes rebeldes con familias complicadas le valieron trece películas y hasta una nominación al Óscar.

Pero el aspecto de soportar lo difícil en sus papeles no fue una casualidad, River tuvo una infancia muy complicada y pobre. Cuando tenía tres años, sus padres se unieron como misioneros a una polémica secta cristiana llamada Los Hijos de Dios, que ha sido acusada de abuso sexual, violencia física, incesto y lavado de cerebro.

Mientras estuvieron en la secta, ni River, Joaquin y sus demás hermanos recibieron educación formal. Viajaron por Estados Unidos y algunos países de latinoamérica (Puerto Rico, México y Venezuela). Desde entonces River tenía que trabajar reclutando gente para la secta y pidiendo dinero para que toda la familia comiera.

River creció con mucha responsabilidad y después de su muerte, tanto su madre como su novia declararon que a él no le gustaba la fama y tenía crisis constantes por su deseo de ser anónimo y dedicarse a ser activista en pro de los animales y el veganismo.

La inesperada muerte de River dejó muy sensible a Joaquin por años. Y este no es el primer discurso donde lo menciona. De hecho, cada vez que puede habla de River como una de las más grandes motivaciones de su vida.

“Vas a volver a actuar y serás más conocido que yo. No me lo preguntó, me lo dijo. Estoy en deuda con él porque actuar me ha dado una vida increíble", recordó Joaquin sobre River al aceptar el premio del Festival Internacional de Cine de Toronto en septiembre del año pasado.