Así retrató 'Luis Miguel, la serie' el primer beso entre Michelle Salas y Alejandro Asensi

facebook

twitter

whatsapp

Email

El nuevo capítulo de la bioserie de Luismi confirmó finalmente la relación que hubo entre la hija del cantante y su entonces mánger de

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este domingo se estrenó "Entregate" el séptimo episodio de "Luis Miguel, la serie" y la producción de Netflix ha retratado en la ficción lo que en la vida real pudo ser el inicio del romance que hubo entre Michelle Salas y Alejandro Ambrosi.

La historia basada en la vida de Luis Miguel la serie dejó al desnudo lo que fue uno de los grandes conflictos entre Luis Miguel y su hija, Michelle Salas. En este capítulo de la bioserie se confirmó cómo fue que la hija de Stephanie Salas y el entonces mánager y mejor amigo del astro de la música llegaron a sostener una relación sentimental.

En previos episodios, se retrató cómo inició una amistad entre Alejandro Asensi y la influecer mexicana, sin embargo, esta relación escaló en lo que pudo ser inapropiado para el exmánager de Luismi quien terminó enamorado de la hija de su cliente.

En la historia de Netflix, el personaje inspirado en Alejandro Asensi, Mauricio Ambrosi, discutió con Michelle Salas luego de que ella lo visitara en su oficia para encararlo, poniendo en tela de juicio si el español había o robado o no a su padre. Posteriormente, la entonces joven de 20 años regresa para disculparse.

Pese a que Ambrosi intenta poner control en sus sentimientos, es claro para ambos que ya no pueden esconder más la atracción que existe entre ellos, por lo que en un arrebato de emoción, el español y Salas se dejan llevar en un apasionado beso, el capítulo "Entregáte" de "Luis Miguel, la serie", se termina.

En la vida real, este romance fue un completo escándalo para todas las partes de los involucrados, sobre todo para Luis Miguel, pues de acuerdo a lo escrito por Javier León Herrera, biográfo de Luis Miguel, el cantante estuvo en contra de su relación desde el minuto en el que supo de ella.

Era 2007, Michelle Salas tenía 20 años y Alejandro Asensi 39, ella recién había restablecido una relación con su padre, cuando se mudó a Los Ángeles con el cantante y su entonces pareja, Aracely Arámbula, sin embargo esto no duró mucho, tras comenzar a publicarse titulares en los que se especulaba sobre una relación entre la modelo y el mejor amigo de su papá.

Un año más tarde, el periódico "El Centro", publicó fotografías en las que aparecía Michelle junto al su entonces enamorado, saliendo de compras y comiendo en restaurantes de España. Además de esto, se filtraron correos electrónicos en los que se confesaban su gran amor.

"Nunca me arrepentiría de nada", "te amo mi cocho precioso", "entiendo que te preocupes por mi papá pero a mí no me preocupa", se leía en los textos.

Por su parte, Stephanie Salas y la dinastía Pinal, se encargaron de negar no solo el romance que hubo entre ellos sino incluso los rumores de que Michelle estaría embarazada del español.