Bárbara Mori revela que se 'enojó con la vida' cuando le detectaron cáncer a los 29 años

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz revela que fue muy fuerte enterarse que padecía esa enfermedad a tan temprana edad, no entendía por qué a ella

La vida de Bárbara Mori no ha sido sencilla. La actriz ha hablado de la violencia que vivió en su infancia y ahora de otro duro momento: cuando le diagnosticaron cáncer de seno a los 29 años de edad.

La actriz habló del enojo que sintió cuando los médicos le dieron la noticia de que el cáncer había entrado a su cuerpo. Ella no podía entender por qué le había tocado a ella luchar contra esta dura enfermedad.

Yo tuve cáncer a los 29 años y cuando me dio lo primero que pensé, obviamente, pensé en la muerte pero también hubo un enojo en mí de decir ‘por qué me está pasando esto, yo soy una buena persona, por qué me está pasando’”, contó.

Luego de aceptar este diagnostico, decidió ver el aprendizaje que le iba a dejar esta dura prueba.

Me enojé mucho con la vida y conforme fue pasando el tiempo me di cuenta que cuando nos pasan este tipo de cosas, la pregunta correcta no es ¿por qué? sino ¿para qué?”, destacó la artista uruguaya.

Luego de haber padecido cáncer y de haberlo vencido, Bárbara apoya a aquellos niños que tienen esta enfermedad y que están en el final de sus cortas vidas; ella considera que esos seres vienen a ser un ejemplo para todos.

“Hay muchas teorías de lo que es la vida, lo que es la muerte, lo que son las almas y yo creo que en la teoría en donde venimos todos con una misión y ellos vienen con esta misión de este tiempo para venirnos a enseñar mucho a nosotros”, dijo.

Por último, reflexionó sobre todas esas batallas que ha logrado sobrellevar y la fortaleza que ha ido adquiriendo con el paso del tiempo. Admite que no ha sido fácil, pero al final del día se siente orgullosa de haberlas librado.

“Muchas veces cuando nosotros atravesamos por experiencias duras, yo tuve una infancia súper dolorosa y con mucha violencia intrafamiliar, atravesamos esas experiencias y no sabemos ni por donde vamos a salir, no sabemos ni por donde hacernos y de pronto pasa, la atravesamos y logramos atravesarla y de pronto si hacemos un recuento y volteamos para atrás y decimos ‘¿Qué fue, cómo fue que no me caí?’”, finalizó.