1. Ben Affleck: El atractivo actor ingresó en un centro en el año 2001 para acabar con su adicción al alcohol.

Ben Affleck confiesa que bebió tanto que acabó su matrimonio con Jennifer Garner

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor dijo al New York Times que se arrepentía de haber echado a perder su matrimonio y perdido oportunidades en su carrera por el alcohol

“Las personas con comportamiento compulsivo, yo soy uno, tienen este tipo de molestias básicas que intentan hacer desaparecer [...] Estás tratando de sentirte mejor comiendo o bebiendo, teniendo sexo, jugando o comprando o lo que sea. Pero eso termina empeorando tu vida”, así comenzó su entrevista con el New York Times, el Batman más polémico de la historia.

En esa entrevista, el actor reconoció que tuvo grandes problemas con el alcohol y que incluso eso lo llevó a tener una relación tóxica con muchas áreas de su vida, sobre todo su matrimonio, que terminó entre 2015 y 2016.

El matrimonio que Affleck mantuvo con Jennifer Garner duró 10 años y en él procrearon a tres hijos. Y aunque su relación terminó después de un largo y desgastante proceso, el actor confiesa que fue gracias a las súplicas de ella que él se internó en una clínica de rehabilitación en 2018, y que Garner fue y es parte fundamental del proceso para superar la adicción.

Pero un hombre no puede vivir de su arrepentimiento ni flagelándose por lo que hizo mal, y eso Ben lo tiene claro ahora.

El actor confesó que sigue en proceso de recuperación, porque luchar contra cualquier adicción es un proceso de mucho trabajo que se hace todos los días. Y para esa lucha agradece que su familia, colegas y fans sigan apoyándolo en todo momento, incluso cuando las cosas no salieron tan bien, como cuando hizo y estrenó Batman vs Superman (2016), que fue el momento en que más problemas personales tenía y hasta se convirtió en un meme triste.

Affleck, de 47 años, dijo que ha trabajado como loco para volver a encarrilar su carrera, y que ahora sabe que ningún resultado está garantizado seas quien seas. Confesó que se ha arrepentido de todo lo malo que hizo y él ha dado siempre sus más sinceras disculpas.

La industria ha sido buena con él y le ha otorgado el perdón más de una vez, incluso después de todo su proceso personal acaba de estrenar The Way Back (historia que justo trata sobre un entrenador de baloncesto que lidia con su alcoholismo), y de terminar Deep Water, una película de suspenso que protagoniza al lado de la española Ana de Armas y que estará en los cines en noviembre. Además de que trabajó el guion de The Last Duel (2020) que Disney va a lanzar en Navidad junto a su 'bromance' favorito, Matt Damon.

Ben habló por primera vez sobre temas profundos como el alcoholismo y las enfermedades mentales y cómo estas forman parte de su familia, ya que él no vio sobrio a su padre hasta que tuvo 19 años, su abuela se suicidó en un hotel a lo 46 años y su tío también se quitó la vida con una escopeta.

A pesar de todos esos riesgos y de que las recaídas son posibles, Affleck fue contundente al decir que la honestidad es lo único en lo que se concentra ahora.