Camila Cabello

Instagram: Camila Cabello

Camila Cabello responde a quienes critican sus fotos en la playa

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante habló de cómo los paparazzi han afectado su salud mental.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Durante años, Camila Cabello ha mantenido una disputa con los paparazzis, a quienes ha acusado de no dejarla ni respirar, literalmente, y es que la cantante declaró que dado a los años que ha tenido que soportar críticas a su cuerpo, llegó un punto en el que por mantener el estómago contraído, dejó de respirar libremente y hasta se hizo doler los abdominales con tal de aparecer lo mejor posible en las fotos tomadas sin permiso.

Esta postura la confirmó este sábado, cuando a través de Instagram compartió un texto muy claro al respecto:

“Hoy me compré una bikini nueva, me puse brillo labial y no comí nada demasiado pesado antes de ir al mar porque sabía que básicamente sería una sesión de fotos completa. Contuve la respiración tan fuerte que hasta me dolían los abdominales. No respiraba prácticamente y apenas sonreía, siendo consciente de dónde estaban los paparazzi. No podía dejarme ir y relajarme, hacer lo que se supone que debemos hacer cuando salimos a la naturaleza. Traté de fingir que no estaban allí, pero no pude”, escribió la cantante, haciendo referencia a las fotos que se publicaron recientemente y que le trajeron una ola de ataques por su aspecto.

“Cada vez que he ido a la playa en Miami he sido fotografiada a escondidas y me he sentido supervulnerable y sin preparación: usé bikinis que eran demasiado pequeñas y pegadas al cuerpo. No me preocupé de cómo me veía. Después, veía las fotos en internet y los comentarios, y me molestaban mucho”, continuó.

Lo más duro vino cuando habló explícitamente lo que estos comentarios le han hecho a su salud mental. “Recuerdo cuánto me impactó darme cuenta que estaba pensando en la cultura de pensamientos ajenos y no en los míos. Una cultura que se ha acostumbrado a una imagen de cómo debe ser el cuerpo de una mujer ‘sana’ que no es, en absoluto, real para muchas mujeres. Photoshop, alimentación restrictiva, exceso de ejercicio, elección de ángulos que hacen que nuestros cuerpos se vean diferentes. Debo seguir a las mujeres que aceptan su celulitis, estrías, hinchazón y fluctuaciones de peso... y muchas cosas más”, detalló.

Y finalizó contundente: “Todavía no estoy en el punto de mi viaje donde no me importe una mierda. Cuando lo pienso intelectualmente yo sé que mi físico no determina lo saludable, feliz o sexy que soy. Emocionalmente, el mensaje que recibo de la sociedad suena fuerte en mi propia cabeza. Irónicamente, toda la terapia, todo el trabajo interno va encaminado a tratar de volver a sentirme como mi yo de 7 años en la playa. Estoy de luto por ella hoy. Feliz, tonta, respirando, fingiendo ser una sirena, libre”.