Ver video

Paulette: puntos clave para entender la polémica serie

facebook

twitter

whatsapp

Email

La serie que protagoniza Regina Blandón ha levantado duras críticas por sus personajes y su tono de comedia

La semana pasada en Netflix se estrenó La búsqueda, una miniserie basada en la trágica historia de Paulette, una niña de 4 años que fue reportada como desaparecida y sólo 9 días después, fue encontrada muerta al pie de su cama, entre los colchones, con visibles indicios de violencia.

El caso de Paulette Gebara Farah fue emblemático hace una década no sólo por lo horrible de la muerte, sino por la visible impunidad en la que se realizó la investigación de la búsqueda de la niña. Y eso es lo que retrata La búsqueda, serie por la que la actriz Regina Blandón , su protagonista, ha tenido que aguantar una fuerte ola de malas críticas.

¿La historia real qué?
Paulette Gebara Farah desapareció un 22 de marzo del 2010. Un cartel con dos fotos de Paulette y una breve descripción que decía: “Me llamo Paulette, tengo 4 años. Tengo discapacidad motriz y de lenguaje, presento cicatriz en la espalda del lado izquierdo. No puedo valerme por mí misma, necesito a mis papás. 01 800 7028770 sin costo”, fue la primera imagen que rápidamente circuló por todos los medios para su búsqueda.

La pequeña Paulette vivía en un departamento de Interlomas, en el municipio de Huixquilucan, en familia, con su mamá Lisette Farah; papá, Mauricio Gebara; hermana Lisette; así como con sus dos nanas: Érika y Martha Casimiro.

Las sospechas
La historia de la desaparición de Paulette comenzó a tener tintes de nota roja cuando los medios dieron a conocer detalles de cómo estaba actuando la familia y la reacción de las autoridades ante tanta confusión.

Incluso uno de los momentos más espeluznantes y sospechosos fue cuando se dio a conocer un audio de la mamá de Paulette recomendándole a su hija de 7 años que no dijera nada sobre la desaparición de su hermana y se limitara a repetir que estaba triste porque su hermanita se perdió .

Tras casi diez días de show mediático, el procurador de Justicia, Alberto Bazbaz, anunció el 31 de marzo del 2010 que los peritos habían encontrado el cadáver de la pequeña. Y así, frente a la audiencia atónita dijo que, durante la búsqueda, Paulette siempre estuvo muerta dentro de su cuarto:

“En la habitación de la propia Paulette, al pie de su cama, precisamente entre el colchón y la estructura del mueble que lo sostiene y cubierta por las sábanas y colchas de la misma”.

Así, las teorías del posible secuestro y del chantaje a los padres por parte de las empleadas, fueron cambiadas por unas peores: que se cometió un asesinato premeditado donde todos parecían culpables.

Al final se determinó que Paulette murió accidentalmente y la causa de su muerte fue: asfixia mecánica por sofocación.

Ante la pregunta de ¿por qué no olió el cuerpo de la pequeña en descomposición?, el entonces subprocurador Alfredo Castillo dijo que eso se debió a que pesaba escasos 15 kilos, y al no tener grasa en el cuerpo y estar en condiciones de 19 grados, sus sábanas funcionaron como un proceso de embalsamado, por lo que no había olor que pudiera distinguirse.

Las verdades que parecen broma
Una de las críticas más duras a las que se ha tenido que enfrentar La búsqueda, y en particular sus protagonistas, Regina Blandón y Darío Yazbek, es que hay momentos trágicos que parecen ser tomados muy a la ligera. Sin embargo, muchos de esos momentos incómodos sí pasaron a sus personajes en la vida real.

Por ejemplo, cuando, encontraron el cuerpo de Paulette en su cuarto, en la recreación de los peritos, uno de ellos levanta las sábanas, colchas y colchonetas mientras dice “la madrearon, güey”, el momento parece una broma de mal gusto, pero el hecho es real. Igual que las referencias a ‘I Got a Feeling’, canción de los Black Eyed Peas y 'Harry Potter', que son anécdotas que sí sucedieron.

Al respecto, Regina ha dejado el tema muy en claro al argumentar que no se trata de un documental, sino una mini serie que usa la sátira y la comedia para retratar hechos reales. Y que lo que se busca en realidad es que la gente logre ver que de eso se trata: de que la justicia en México ha tratado este y otros casos como un circo lleno de sátiras que deberían indignarnos.