Twitter @jxnthanng

Chica es bulleada mientras hace ejercicio; ella envía épica respuesta y el gym suspende al acosador

facebook

twitter

whatsapp

Email

"Vengo a hacer ejercicio no a juzgar", respondió Pau Rodríguez luego de que otro usuario del gym se burlara de ella en redes sociales

Para muchos, dar el primer paso para cumplir los propósitos de año nuevo más recurrentes, como bajar de peso o comenzar una vida más fit, puede ser más que difícil.

El bullying de un compañero de gym por poco se convierte en un obstáculo para Pau Rodríguez , una chica que fue víctima de burlas por un usuario de la cadena de gimnasios SmartFit , identificado como Juan Fuentes, quien publicó fotos de ella sin permiso en su Instagram y la atacó por su apariencia.

Mientras Rodríguez se ocupaba en sus ejercicios, el compañero de gimnasio subió historias con fotos de ella, agregando comentarios irónicos, como “hoy vine a darlo todo” y “suficiente gym por hoy, vámonos de aquí”.

Un seguidor vio las historias y denunció indignado la actitud de Juan Fuentes, acusándolo por su comportamiento bully.
“Por personas así es que uno tiene miedo de entrar al gimnasio al no querer ser objeto de burlas, y cuando te pasa pierdes toda la motivación y ganas de continuar. En lugar de apoyar, solo dan para abajo”, escribió @jxnthanng.

El tweet se viralizó hasta llegar a manos de Pau Rodríguez, quien respondió con una madurez que fue aplaudida por la red social.

“¡Ahí está! Para el individuo que quería una foto mía en el gym, ahí está, perdonen la facha pero vengo a hacer ejercicio, no a juzgar a los demás!”, escribió Pau, adjuntando una selfie en dichas instalaciones deportivas.

La respuesta rápidamente se viralizó, por lo que Fuentes no tuvo más remedio que bloquear su cuenta de Instagram. Usuarios de Twitter celebraron a Pau Rodríguez aplaudiendo la educación e inteligencia emocional para tomar los comentarios negativos de quien vienen.

“¡Eso ídola!”, “Reinísima levanté bien la cabeza para que no se le caiga la corona”, “Que nunca nadie apague tu entusiasmo ni alegría por la vida”, “Eres un ejemplo”; fueron algunos de los comentarios que recibió la joven, quien prometió buscar justicia.

La imagen de Pau llegó a los 6 mil retweets y 83 mil “me gusta”, mientras que el asunto escaló hasta los directivos de SmartFit. La cuenta oficial de la cadena de gimnasios emitió un comunicado en el que reprobó la actitud de su cliente, Juan Fuentes.

“Nuestro compromiso permanente con nuestros usuarios es mantener un ambiente cordial y de respeto, motivo por el cual las unidades no permitimos comportamientos de discriminación hacia los demás. Somos una Familia.”, aclaró la empresa, “Les informamos que aplicaremos las normas correspondientes según nuestro reglamento interno”.

Pau Rodríguez respondió SmartFit buscando una respuesta del establecimiento y exigiendo imparcialidad: "Hola, soy la chica de la fotografía, voy a la sucursal de Condesa y me gustaría platicar con alguien de la administración para asegurar que esta persona no me siga molestando o a otra persona”.

Horas más tarde, la cuenta del gimnasio hizo pública la noticia de que Juan Fuentes había dado de baja en la cadena del popular gym, por lo que Pau agradeció el apoyo de quienes le defendieron en Internet.

“Gracias a todos por su apoyo y buena vibra. Les quiero compartir que el día de hoy, como lo prometió @SmartFitMx, se ha comunicado conmigo y han cancelado la suscripción de la persona que compartió mis fotos, ofreciendo su apoyo en caso de presentarse otro incidente”, publicó la joven.

La moraleja de esta historia no radica únicamente en que Internet es un mar gigante de información en la que cualquier publicación puede llegar a lugares inimaginables, sino de que, ante todo, lo primordial para funcionar pacíficamente, tanto en la vida real, como en redes sociales, es el respeto y la tolerancia.