¿Cómo tiene hijos una pareja de mujeres en México?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tras el anuncio del nacimiento del segundo hijo de Joy Huerta, salieron a flote muchas preguntas sobre la maternidad lésbica

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En abril de 2019, Joy Huerta, de Jesse y Joy, sorprendió a muchos al declararse parte de la comunidad LGBT+ y anunciar que mantenía una relación con su ahora esposa Diana Atri. Un mes después, ambas se convirtieron en madres de su primogénita, Noah.

Este jueves 11 de marzo, Joy volvió a dejarnos con la boca abierta al publicar en redes que se había convertido en madre por segunda ocasión. La cantante presentó en tres fotos a su hijo Nour, quien llegó un día antes a hacer crecer la familia de manera inesperada, pues este embarazo, como el anterior, se mantuvo en secreto.

“La familia Atri Huerta volvió a crecer. Mi amor precioso Diana Atri, gracias por darme a la familia más hermosa que existe, hacerme la persona más amada y por darnos a la hija y al hijo más deseados en el universo. Les compartimos la llegada del más chiquito de la casa, Nour", escribió Joy en su Instagram.

Y Diana respondió: “Gracias mi amor Joy por darme la familia que siempre soñé tener y por hacerme infinitamente feliz".

La felicidad es obvia, así como que esta familia lesbomaternal despierta curiosidades y anima a preguntas básicas como: ¿cómo tiene hijos una pareja de dos mujeres en México? Pero aunque obvia, la pregunta no es ociosa pues dentro de las familias lesbomaternales hay mucha diversidad y muchas problemáticas legales.

El concepto de familia es producto de una evolución histórica, y no natural, bajo ese entendido es que al frente de las familias y al cuidado de los niños pueden estar padres, madres, uno o dos, de distintos o el mismo sexo; tutores, cuidadoras y cuidadores así como simplemente una persona que ejerza la crianza.

Según el Manual de Apoyo de la Red de Madres de Familias Lesbianas en México (RDMLM), lo más importante para las familias lesbomaternales es que se reconozca su existencia y que se entienda que hay muchos tipos.

Por desgracia, no en todo México este tipo de familias son reconocidas ante la ley y sólo en la Ciudad de México se puede reconocer a los hijos de una pareja de mujeres y registrarlos con el apellido de ambas, ya no sólo con el de la madre biológica, según sea el caso.

Pero para llegar a este punto del problema, es necesario decir que las lesbianas o mujeres que tienen relaciones con otras mujeres pueden constituir sus familias o convertirse en madres a través de diferentes métodos.

Ahí están: la adopción legal, la reproducción asistida, que es cuando se acude a médicos especialistas en reproducción; la fertilización casera, a través de un donante conocido y puede ser mediante el coito o depositando el esperma de manera asistida; fecundación in vitro, un procedimiento de fecundación fuera del cuerpo, y ya que se tiene el embrión se implanta en el útero; la inyección intracitoplásmica, un método de selección de espermas y óvulos que son implantados en un útero; recepción de óvulos en pareja, técnica con la que una de las dos gesta el embrión de la otra; acogimiento, criar a los hijos e hijas de otras personas; por relaciones heterosexuales previas; fecundación óvulo-óvulo, método aún en fase experimental que contempla la concepción mezclando material genético de dos mujeres y, crianza por opción de los hijos de la pareja.

En el caso de Joy y Diana, ninguna de las dos ha hablado del método con el que decidieron ser madres. Y según el mismo RDMLM, no hay necesidad de preguntarlo pues puede ser discriminatorio. Así que más vale olvidarse de cuestionamientos como: “¿Quién de ustedes es la verdadera madre?” o “¿Quién es el padre?”.

Esta última acotación tampoco es obvia, pues de pensar en estas preguntas, se sigue perpetuando la idea de que las únicas familias válidas sin cuestionamiento son aquellas conformadas por padre y madre, un pensamiento que incide en actos discriminatorios o trabas legales, como en el caso de Joy y Diana, quienes en agosto de 2019 denunciaron ser víctimas de discriminación al tratar de tramitar el pasaporte de su hija, al alegarse que no cumplía con todos los requisitos pues en el acta de Noah, aparecían Joy y Diana como madres, algo legal en la Ciudad de México pero no contemplado en trámites que apliquen a todo el país.

"Al ver a dos mamás pidieron acta de alumbramiento. Un documento NO REQUERIDO; y que me lo pidan con una sonrisa no lo hace menos discriminatorio y no le quita Presunción de Criminalidad", expresó Joy en ese momento.

Y remató: “Preguntar quién es la madre biológica o pedirme que ponga las huellas en el pasaporte de mi hija como EL PADRE, no solo es insensible, también es discriminatorio”. Una lección bastante clara.