Hispanolistic/Getty Images

Consejos para hacerle una limpieza profunda a tu refrigerador

facebook

twitter

whatsapp

Email

Dile adiós a los malos olores y las bacterias de toda esa comida que viste pudrirse

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El refrigerador es uno de los electrodomésticos más nobles jamás inventados, pues gracias a él, quienes no tenemos la posibilidad de obtener nuestra comida directa de la tierra o el mar a la mesa, podemos consumir productos no locales, exóticos o que simplemente se echarían a perder sólo de verlos.

Pero así como es bondadoso, si no se cuida bien lo que se mete en él y no se limpia correcta y periódicamente, puede ser un gran foco rojo para nuestra salud y hacer que terminemos en el hospital o de plano en la tumba.

Sobre la limpieza, cada fabricante tiene sus especificaciones, pues hay diferentes tipos de sistemas de funcionamiento, así como formas y tamaños. Pero a grandes rasgos la caja fría funciona muy similar, por lo que para limpiarlo hay pasos básicos:

  • Limpiarlo de manera profunda por lo menos una vez cada tres meses para evitar contaminación entre comida y malos olores.
  • Para descongelar la nevera, primero debe vaciarse su interior, luego desenchufarlo y dejar todas las puertas abiertas al menos durante 24 horas.
  • No usar jabón ni limpiadores en la parte interior del aparato, pues las sustancias pueden contaminar la comida. Se recomienda usar dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro de agua tibia y un paño limpio. A la mezcla de agua y bicarbonato se puede añadir unas gotas de limón o la cáscara de medio limón. También se puede usar vinagre blanco con agua.
  • Las bandejas del interior se deben limpiar siempre con agua fría.

  • Usar un cepillo en las zonas más difíciles de limpiar o las que tengan restos de comida pegada.
  • Para quitar los malos olores, se recomienda colocar un recipiente con bicarbonato de sodio o café y dejarlo en el refri vacío con la puerta cerrada por lo menos 10 minutos o hasta que el mal olor desaparezca.
  • Para volver a llenar el refrigerador, es necesario tirar todo lo que ya no sirve y cerrar bien los recipientes dentro de él.