Mezcalent

‘Crecí en una familia racista’; Alfonso Dosal sobre una verdad incómoda que no se habla en México

facebook

twitter

whatsapp

Email

Sobre el hashtag #Mexicoracista, el actor habló de una "escuela de racismo" que se llega a inculcar en hogares mexicanos

En los últimos días, las manifestaciones en Estados Unidos en protesta por la muerte de Geroge Floyd continúan haciendo eco alrededor del mundo. El movimiento Black Lives Matters ha tomado fuerza y ciudadanos exigen justicia por la vida del hombre afrodescendiente que fue asesinado por el policía Derek Chauvin, oficial que mientras paralizaba Floyd asfixió a su detenido presionando su rodilla contra su cuello.

El caso de George Floyd no solo continúa generando movimientos que exigen un alto a la brutalidad policíaca en el país vecino, sino también ha levantado todo tipo de debates sobre la supremacía blanca en América y el mundo, por lo que en México cibernautas han aprovechado la oportunidad para hablar sobre una "verdad incómoda en México": el racismo.

Alfonso Dosal, actor de películas mexicanas como, 3 Idiotas (2017), ha utilizado su plataforma en redes sociales y señaló directamente a la educación racista que recibió en en su hogar desde la infancia.

Colegas del medio, como los actores Alberto Guerra y Tenoch Huerta, han apoyado el relato de Dosal y lo utilizan para confirmar historias reales de una división de castas en el

Yo crecí en una familia machista y racista, donde la empleada doméstica era la chacha, la gata o la muchacha. La palabra prieto fue parte de mi vocabulario en mi infancia y sin duda crecí con el privilegio de ser hombre blanco. Había una anécdota de mi bisabuela (si mal no recuerdo), que decía que su madre era ‘buena onda’ porque trataba a los indios por iguales”, relata el actor de Hazlo como hombres (2017).

Una aversión a la clase baja del país, la prohibición de formar relaciones con parejas de un tono de piel morena o morena oscura, son algunos recuerdos que el actor menciona en imágenes publicadas desde su Instagram.

Cantidad de chistes racistas y misóginos, y desfiles de empleadas uniformadas comiendo en la mesa de la cocina (…) No tengo un solo primo ni prima cercana morena, y la única tía que se casó con uno, y Chimalpopoca, fue desheredada, (al menos ese fue el cuento que siempre nos contaron de la tía Colo, la que había desafiado al racismo del Tata)”, se lee.

En el texto, se disculpa el actor por sus acciones en el pasado, pero pide también un cambio de consciencia y reacción ante cualquier actitud racista que continúe dividiendo a familias mexicanas.

Actores como Gael García , Claudia Lizaldi, Eréndira Ibarra, Erika y Erika de la Rosa apoyaron el texto Alfonso Dosal, así como seguidores del actor de 35 años aplaudieron la iniciativa de hablar sobre dicho tema desde la perspectiva de quien creció aprendiendo dichos sistemas de opresión: “Muy bien, ese es el chiste, romper el ciclo y no pasar esa ideología a las futuras generaciones”, escribió una cibernauta.

“Detengamos esto ya. Aunque eso implique parar los chistes de los tíos, o los comentarios de nuestras madres y abuelas, démonos cuenta del daño que se ha hecho y tratemos de resarcirlo. Yo pido perdón y digo nunca más, me informo y cambio, al menos de mi boca no verán salir más este racismo que tanto divide y enferma nuestro país. Lo siento mucho. PD. Mis hijos no conocen la palabra naco-prieto-chacha”, concluyó el actor de Placa de Acero (2019).