Donato Sardella/Getty Images for LACMA

Cuarón, Del Toro e Iñárritu salvan al cine nacional... ¿por cuánto tiempo?

facebook

twitter

whatsapp

Email

En una hora de charla virtual con funcionarios, echaron abajo una iniciativa que quería quitar apoyos al cine

El 21 de mayo, parte de la comunidad cinematográfica del país amaneció con una terrible noticia: la política de austeridad republicana de este gobierno quería desaparecer el Fondo de Inversión y estímulos al cine (Fidecine) como parte de una iniciativa que pretende eliminar de un plumazo distintos fideicomisos.

Básicamente la bancada de Morena en la Cámara de Diputados vio que podía desaparecer 44 fideicomisos para ahorrar 91 mil millones de pesos y así ayudar a la lucha contra el COVID-19. Desde la presentación de la iniciativa el 20 de mayo, saltaron las críticas del gremio cultural, artístico y periodístico del país porque las áreas más afectadas por este recorte serían las de protección de defensores de derechos humanos, desarrollo agropecuario, rural y pesquero, forestal, la ciencia y la tecnología y el deporte entre otras áreas que ya de por sí reciben pocos recursos.

Las alarmas de los trabajadores del cine nacional se prendieron porque la eliminación de este apoyo significaba quedarse en ceros para levantar cualquier proyecto o impulsar el cine independiente. Matando cualquier posibilidad de ver producciones mexicanas.

Ante el ruido que generó el plan de Morena, varias personalidades de la comunidad artística y cultural se manifestaron y lograron reunirse en una charla virtual con funcionarios para hablar sobre el tema. Después de una hora de plática en la que estuvieron Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, y Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura en San Lázaro, y los tres mosqueteros del cine: Alfonso Cuarón, Alejandro G. Iñárritu y Guillermo Del Toro, se logró la hazaña: salvar al Fidecine.

El trío de cineastas explicó la importancia del fideicomiso resaltando el impacto del cine nacional en la economía, además de que la producción ha aumentado de 9 a 216 películas desde el 2018, según datos del Instituto Mexicano de Cinematografía.

Después del susto ante la amenazas de desaparecer al cine nacional, muchos involucrados han manifestado su agradecimiento por mantener el fideicomiso que fue creado en 2002 y que desde entonces ha ayudado a que películas como ‘Temporada de Patos’, ‘KM 31’, ‘Nicotina’, ‘Daniel y Ana’ y ‘Puños Rosas’, entre otras , hayan podido hacerse.

Ahora, las preguntas son: ¿cuánto tiempo seguirá a salvo este y otros fideicomisos que aportan mucho al arte y la cultura del país? ¿Se necesitará una eterna explicación de por qué es importante el cine hecho en México?

México necesita superhéroes que luchen por causas justas, no por apoyos que ya se han ganado.