Del lujo y el derroche a la decadencia; así terminó la mansión de Luis Miguel en Acapulco

facebook

twitter

whatsapp

Email

Jóvenes tiktokers se vuelven virales al irrumpir en la que solía ser la propiedad de Luismi en Playa Diamante

Los años dorados de Luis Miguel como el soltero más cotizado en las playas de Acapulco terminaron y el lugar donde el intérprete llegó a ofrecer interminables fiestas y cenas de lujo para sus invitados en Playa Bonfil, hoy no es más que ruinas y escombro.

En días recientes, tres jóvenes se volvieron virales al entrar de manera ilegal en la que fuese la icónica mansión de Luismi en playa Diamante.

A través de un video en TikTok, los adolescentes irrumpieron en el que fuera el hogar playero del cantante y cumplieron el sueño de miles de fans del intérprete que, durante años, se preguntaron cómo se veía por dentro la exclusiva morada que hoy se encuentra en completo abandono.

Desde la cuenta de @hugo_gzbn, en TikTok, los jóvenes documentaron desde la fachada en ruinas de la mansión hasta la que fuese la alcoba principal de Luis Miguel donde durante muchos años despertó con una increíble vista hacía el mar.

"Acabamos de llegar aquí, a Acapulco, a la casa de Luismi abandonada, aquí en Diamante; y ahorita vamos a ver si nos podemos meter", explicó Hugo en su video.

En las primeras imágenes se puede ver una gran alberca, la cual queda al lado de unas ventanas abiertas por donde los jóvenes intentaron llegar al interior del lugar, pero al no lograrlo, ingresaron a través de unas escaleras por la terraza.

Dentro, se maravillaron con la increíble vista que poseía el "Sol de México", quien adquirió la mansión durante su juventud, en donde organizó inumerables fiestas con quienes fueron sus amigos de farra, como Jorge "El Burro" Van Rankin y Roberto Palazuelos.

Un enorme recibidor, escaleras en forma de caracol revestidas de mármol y un gigante baño en completo abandono muestra la decadencia del icónico hogar playero del cantante, donde en cuestión de muebles, únicamente quedan algunos sillones blancos al centro del living room.

El amor de Luis Miguel por Acapulco siempre fue enorme. Gracias a que en la década de los 80, la playa Bonfil era todavía parte de una ciudad balnearia a la que muy pocos lograban acceder, la privacidad que el lugar ofrecía era importante para magnates de la talla de Luismi, quien se refugiaba de la mira pública en dicha mansión.

Al llegar de los años y con la urbanización de lujosos hoteles y condominios, Luis Miguel, al igual que otros millonarios y famosos quienes poseían propiedades en el área vendieron sus casas con el fin de alejarse de las miradas de turistas.

Fue en el año 2013 cuando el padre de Michelle Salas vendió su histórica mansión a la inmobiliaria de Jaime Camil y Plácido Domingo; la suma por la compra superó los 8.8 millones de dólares y aunque hoy en día se encuentra en total abandono, se desconoce la identidad del propietario.

Con la vorágine tras la viralización de los jóvenes que irrumpieron en la propiedad privada, el destino del lujoso sitio es ahora un tema de debate en medios de comunicación.

Durante una reciente transmisión en "Hoy", Galilea Montijo y Andrea Legarreta sugirieron a los posibles dueños de la mansión que revivieran la esencia de dicho lugar tan mágico y lleno de historia, convirtiéndolo, por qué no, en un hostal de lujo o hasta un museo.

"Qué tristeza, ¿por qué no la agarra alguien y la hace un hotel boutique? Se podría... Como la de Gianni Versace", sugirió.