Errores que cometen las mujeres después del sexo

iStock

¿Enamorado o empiernado? Una sexóloga explica cuál es la diferencia

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los Miembros contaron sus experiencias al enamorar a una mujer y Ariadna Pulido despejó sus dudas

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

“Acabas de conocer a alguien, te gustó y vas a empezar”, es el escenario que describió ‘El Burro’ Van Rankin a la sexóloga Ariadna Pulido, quien estuvo con los Miembros al Aire para hablar de cuáles son las reglas, por estadística, que ayudan a conquistar a un hombre o a una mujer.

Ante el escenario, los demás miembros no pudieron resistirse a compartir sus experiencias, lo que le dio material suficiente a la experta para explicar, en términos generales, cómo funciona el mundo heterosexual.

Primero, Ariadna dejó en claro que “a las mujeres les gustan los hombres seguros de sí mismos, pero que tampoco estén todo el tiempo”, explicó que intensear no es una buena forma de empezar el coqueteo con alguien, pues parecer demasiado interesado puede salir contraproducente.

“Primero es atracción y luego es atención”, y ahí es donde se establece la conexión entre dos que pueden resultar en una pareja.

Yordi Rosado anotó: atracción, atención y “conexión”, haciendo alusión al sexo al inicio de una conquista, a lo que rápidamente Ariadna respondió que idealmente es mejor no tener sexo en las primeras citas, y no por moral o porque considere que es malo, sino por la estadística que comprueba que si los hombres logran llevar a las mujeres a la cama rápidamente, pierden el interés.

Aunque José Eduardo Dérbez se mostró incrédulo y contó que él ha perdido el interés en mujeres que se resisten demasiado y ha entablado buenas relaciones con quienes ha tenido sexo en las primeras citas, la sexóloga explicó que esto no es lo común.

Y ahí entró el verdadero debate, pues la psicóloga lanzó una frase contundente: “cuidate de quien te enamores o de quien te empiernes”. Ella advirtió que quedarse con alguien por el sexo puede ser producto de la química, no desde la lógica que te ayuda a decidirte por una buena pareja.

Paul Stanley le entró al quite y preguntó ¿cuál sería el punto medio para conquistar a una mujer? Pulido respondió que a la mayoría le gusta sentirse respaldada y protegida, que sienta que puede ser “rescatada”, lo que se corresponde con que a los hombres les guste el papel de héroes.

Paul siguió con las preguntas interesantes y cuestionó ¿cuánto se debe insistir para saber si las mujeres están interesadas en tener una relación sin caer en el acoso? Pulido salió del paso rápidamente con una respuesta de sentido común: “si te responde y muestra interés, quiere, si no, no, y no hay por qué insistir”.

Otro de los grandes tips para conquistarlas, dijo, es escuchar, incluso sin dar soluciones como respuesta. Escuchar y contener es clave, aún más que resolver un problema.

Los hombres necesitan callar, escuchar y acompañar, y en recompensa, sentirse admirados es lo que los emociona.

Regresando al punto de saber diferenciar entre el enamoramiento y el empierne, Pulido detalló que cuando una relación comienza por el sexo, todo va a girar entorno a ello, y eso generará endorfirnas, dopaminas y demás drogas cerebrales que te mantienen interesado de seis meses hasta un año y medio.

Pasada esta etapa, según la experta, comienza la verdadera decisión de estar con alguien, pues ya no está idealizado ni se tiene el juicio nublado por los químicos que se producen al tener sexo en la etapa del enamoramiento.

La comunicación, la apertura y las fantasías en la pareja son pilares fundamentales de una buena relación.