Eréndira Ibarra confiesa que quizá no quería ser mamá.

@erendiritas

¿Eréndira Ibarra fue mamá por pura presión social?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz asegura que se dio cuenta de que la maternidad no es lo más importante.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En las últimas horas, Eréndira Ibarra ha vuelto a ser tendencia por las declaraciones que hizo en noviembre del año pasado durante una entrevista para el podcast Más allá del rosa, que conduce Jessica Fernández García.

Y es que durante aquella plática, a la actriz le preguntaron por su papel de mamá y ella respondió con una honestidad brutal que dejó a más de uno con la boca abierta, pues en pocas palabras confesó que de algún modo se arrepiente de haber sido madre. Y es que recordemos que la famosa actriz que participó en la última película de ‘The Matrix’ es madre de Rocco, un pequeño de 5 años que es neurodivergente, pues está dentro del espectro autista.

“Ha sido un proceso brutal darme cuenta de que quizá yo no quería ser mamá, pero la sociedad me lo dictó. No es que me arrepiento de tener a Rocco, es que me arrepiento quizá de no haber valorado mi opinión sobre la opinión de la sociedad porque a lo mejor no estaba lista, ser mamá no me sale tan fácil y está cabrón, pero también se vale tener la opinión de decir ‘me arrepiento’ yo por ejemplo me siento la mamá más insuficiente”, dijo ante los cuestionamientos sobre su manera de maternar.

Sin rodeos, Eréndira añadió que sabe perfecto que de ser hombre no habría reproches por trabajar tanto y “dejar a su hijo”, mismos que remarcó no le hace falta escuchar de terceras personas, pues ella es dura consigo misma y muchas veces se ha descubierto reclamándose por no ser una mamá perfecta y siempre presente.

Durante la entrevista que puede verse en Youtube y que resurgió en últimas fechas, la actriz hizo mucho hincapié en que las mujeres deberíamos considerar mejor la maternidad y dejar de romantizar, pues aseguró que se puede vivir sin tener hijos.

Finalmente, pese a dejar claro que incluso ahora duda de la decisión de haber sido madre, hace lo imposible por formar una familia que funcione con amor, cuidados y mucha contención, algo que tanto ella como su esposo padecieron en su infancia y ahora quieren poner en práctica como los padres a cargo.