GETTY IMAGES

Esta fue la condición que le pusieron sus papás a Zuria Vega para dejarla actuar

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recordó sus inicios en la televisión y la decisión tan importante que tuvo que tomar para hacer su primer protagónico en Alma de Hierro

Siendo hija de una figura tan importante en el medio artístico como lo fue Gonzalo Vega, no fue nada fácil para Zuria .

En entrevista para el programa Foro 7 de Televisa Digital, la actriz relató que desde que era una niña sabía que a eso se quería dedicar, ya que siempre estuvo tras bambalinas acompañando a su padre y sus primeros recuerdos los tiene ahí, en un set de televisión o en el escenario.

“Los recuerdos más claros que tengo yo creo que son a partir de los 4 años, más o menso, siempre son en un foro de televisión, en el teatro, haciendo giras, obviamente por mi papá”, dijo Zuria .

Conforme fue creciendo, la hoy actriz sabía que aquella carrera era su pasión, pero para conseguirla, sus padres le pusieron una sola condición: terminar la preparatoria.

Su debut lo tuvo a los 16 años de edad en la serie S.O.S Sexo y otros secretos (2007), pero para lograrlo tuvo que llegar a un acuerdo con sus papás y con la institución donde estudiaba; se lo permitieron porque tenía una participación pequeña.

“Tuve que negociar con la escuela, con mis papás y ese fue mi primer encuentro profesional en la actuación”.

Tiempo después siguió haciendo castings, y casi obtiene el papel protagónico de Al diablo con los guapos (2007), pero al final el papel se lo dieron a Alison Lozz, sin embargo, ella asegura que ese tipo de situaciones las toma como crecimiento y cuando las cosas son para ella, se darán.

Un año después, a los 17 años, no faltaba mucho para que una nueva oportunidad en la pantalla chica llegara a ella; tras haber hecho casting a escondidas, el protagónico juvenil en Alma de hierro (2008) se lo dieron, pero ahí comenzó un problema con sus padres.

“Ahí realmente viene como el drama familiar porque tuve que dejar la prepa a seis meses de graduarme”, recordó la esposa de Alberto Guerra.

La reacción de su madre, Leonora Sisto, no fue la que esperaba, pues comenzó a llorar, pero su padre fue quien la apoyó un más a que ese sueño se hiciera realidad: “mi papá le habló a Roberto (productor) para ver si había forma de acomodar los llamados, pero no, llevaba mucha participación en la historia”.

Zuria sentía que realmente el bachillerato internacional que estaba haciendo no le iba a ser de mucha utilidad, para lo que ella quería dedicarse. “Yo le decía que: ’sí, pero a mí no me va a servir y yo me comprometo a terminar la prepa abierta, porque para lo que yo quiero, si no agarro esta oportunidad, no sé si se me va a volver a presentar’”.

La hermana de Marimar Vega reconoce que pertenecer al medio artístico no es nada sencillo, y que no solo es fama y el reconocimiento, también tiene ha tenido que hacer muchos sacrificios para lograr posicionarse como una de las favoritas del público.

Después de Alma de Hierro, le llegaron otros protagónicos en los que ha tenido la oportunidad de trabajar con grandes estrellas. Mar de amor (2009), Un refugio para el amor (2012), Qué pobres tan ricos (2013) y Mi marido tiene familia (2017), son solo algunas de las telenovelas donde ha participado. Pero además, ha destacado en cine y teatro.