null: nullpx

Esto dijo Tenoch Huerta del trasplante de córnea que le salvó la vista

El actor fue intervenido de un ojo por un problema que arrastró desde hace 27 años.
Publicado 16 Nov 2022 – 02:12 PM ESTActualizado 16 Nov 2022 – 02:17 PM EST
Comparte
Default image alt
Tenoch Huerta en el estreno de Black Panther en México Crédito: Mezcalent

Con su papel de Namor el ‘Black Panther: Wakanda Forever’, Tenoch Huerta ha revolucionado la manera en la que en México vemos a los superhéroes y, guste o no, el actor se ha convertido en el protagonista de muchas conversaciones sobre algunas cosas que están cambiando y deben cambiar más en la industria del cine.

A propósito de este revuelo, Huerta ha sido motivo de un montón de memes (no todos bienintencionados), pero él ha dicho que todos le han parecido divertidos. Sin entrar en polémicas, el actor ha sido muy cuidadoso en promover los temas sobre los que ha hablado en los últimos años de carrera: el racismo el clasismo en la industria, dejando claro que hay más allá de lo que la gente opine en redes sociales.

A propósito de los temas en los que el actor parece no querer ahondar, está su trasplante de córnea, sobre el que dijo escuetamente después de que le preguntaran sobre eso en un encuentro reciente con la prensa: “ Es un problema que tenía desde hace muchos años, tengo un trasplante. De hecho, hasta hicimos una peli de eso”.


Y, en efecto, en 2015 Tenoch filmó la película ‘Vive por mí’ bajo la dirección de Chema de la Peña que trata sobre la donación de órganos. Mismo año en el que el actor declaró a propósito de la película: “ Tengo trasplante de córnea en este ojo (izquierdo), es un tema importante y sí hace falta una legislación clara, hay mucho tráfico de órganos en el país y muchos mitos sobre la donación”.

Según dijo el propio Tenoch en el pasado, hace 27 años comenzó a perder la vista de un ojo, y gracias a que su papá era rotario tuvo la oportunidad de acceder a un trasplante con una córnea que trajeron de Estados Unidos y le fue puesta en México a los seis meses de su diagnóstico que pronosticó una ceguera inevitable.


Comparte