Mezcalent

Eugenio Derbez apoya a Julián Gil: señala lo difícil que es vivir separado de un hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

El comediante confiesa sentir empatía en el caso, pues aún siente coraje contra Victoria Ruffo por no dejarle ver a José Eduardo

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eugenio Derbez se ha pronunciado en apoyo de Julián Gil, todo esto luego de que se le cuestionara al comediante sobre su opinión respecto a la situación que vive el actor argentino quien desde hace más de un año que no puede convivir con su pequeño hijo, Matías, debido a que su ex, Marjorie de Sousa, no se lo permite.

A su llegada a la Ciudad de México, Derbez habló con reporteros y expresó su empatía hacia el histrión de 51 años, pues al haber vivido una experiencia similar cuando Victoria Ruffo lo alejó de su hijo, José Eduardo, el también director de cine sabe perfectamente por lo que podría estar viviendo Julián Gil.

"Yo pasé por eso y es un dolor terrible el ni siquiera poder acercarte a tu hijo, entonces, lo entiendo y estoy con él. Creo que los pleitos de los padres son una cosa y la relación con tus hijos es otra", dijo.

Debrez señaló que siempre intentó estar presente durante la infancia del menor de sus hijos varones, sin embargo, su ex pareja estaba dispuesta a separarlos, por lo que hasta la fecha le molesta que medios de comunicación le pregunten a José Eduardo por los años "cuando su padre no estuvo con él".

"Me da muho coraje que todavía le pregunten: Oye José Eduardo, qué seintes de esa etapa en la que tu padre no estuvo contigo. Por qué no le preguntan: José Eduardo, qué sientes que tu mamá no te dejó ver a tu papá; ese es mi coraje contra su mamá", apuntó.

Julián Gil recibió el mensaje de apoyo de su colega y aprovechó el tema para abrir la conversación sobre el Síndrome de Alienación Parental o SAP, el cual se cataloga como un conjunto de estrategias y síntomas en las que uno de los progenitores transforma la conciencia de los hijos, principalmente en la niñez, con el fin de obstaculizar o destruir el vínculo entre el infante y su otro progenitor.

"ALINEACIÓN PARENTAL. Así se llama. Y este no es un caso de Eugenio y Julián, es el caso de millones de niños que son privados de sus derechos y su libertad por esta enfermedad, síndrome, ego o capricho, como le quieran llamar", escribió Gil.

El actor hizo un llamado a la sociedad para crear conciencia de lo dañino que podría ser arrebatarle la figura materna o paterna a un hijo, debido a los problemas personales entre una ex pareja.

"¿Sabían que es un delito? ¿Sabías que se trata con psiquiatras y especialistas? Y si la prensa, o los familiares en el caso de no ser público, no le pregunten al niño cómo se siente por no conocer a su papá", dijo.

Las palabras del actor expresaron dolor y frustración, pues teme que sea hasta que Matías sea mayor y pueda decidir por sí mismo que finalmente podrá tener una relación sana con su hijo menor.

Ya son cuatro años desde que inició la batalla legal entre Marjorie de Sousa y Julián Gil, luego de que el actor acusara a su ex pareja por pedir cuotas excesivas de dinero por pensión alimenticia, al mismo tiempo de ser la primera en interponerse entre él y su hijo para cultivar una convivencia.