Ver video

Grettell Valdez revela que sufrió más de un año por tomar suplementos alimenticios

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz contó que tuvo graves problemas de salud por automedicarse

A partir de que comenzó el aislamiento por covid-19, Grettell Valdez ha sido más constante en su canal de Youtube y ahora, en su último video, la actriz contó todo lo mal que lo pasó hace unos meses, cuando estuvo mal de salud por tomar complementos alimenticios sin supervisión médica.

La actriz detalló los síntomas que padeció por meses y que fueron de dolores de cabeza a no poder dormir:
“Llevo un año donde estuve muy enferma de varias cosas. Empecé con unos dolores de cabeza muy fuertes, después colitis, normal, o sea una colitis que me tomaba una pastilla y se me quitaba; después no podía dormir, me costaba mucho dormir, cuando a mí me gusta dormir y lo hago muy bien. En ese momento, yo no me di cuenta que algo estaba sucediendo en mi cuerpo, lo vi normal, decía: ‘Tal vez me mal pasé’”.

Pero eso fue sólo el comienzo de lo malo. Y la actriz reconoció que hizo mal en no ir al médico y creer que, además de que podía solucionar sola sus síntomas, copiar a otras con remedios mágicos para tener un cuerpazo.

“En vez de darme cuenta de estas alarmas, pues la regué muchísimo porque tontamente cometí un gran error, y lejos de empezar a ver las señales que estaban pasando en mi cuerpo empecé a copiar. De repente, en Instagram, yo veía cómo sutanita decía: ‘Yo me tomo en ayunas tal pastilla y me tomo vinagre de manzana, también me tomo tal cosa’ y la tipa con cuerpazo, 90-60-90 y yo decía: '¡Ahora mismo las encargo!'”.

Grettell siguió contando la cadena de malas decisiones:
“Me la vivía copiando, que si el té de palo azul, aceite de piña (...) Entonces, empecé a tomarme todos esos complementos porque dije: ‘si ella está así y toma eso, pues yo también quiero estar así’. De por sí ya estaba teniendo síntomas de que no estaba bien mi cuerpo, y me empiezo a meter todo este tipo de suplementos y cosas que, ¡ojo! son buenos, pero todos los organismos y cuerpos son diferentes, no lo que le cae a esa persona bien, te va a caer bien a ti”.

Pero eso que comenzó como una simple colitis, se convirtió en otra cosa: “Ya no era colitis, ya era una proctalgia fugax que es peor que una colitis, son unos calambres que no se los deseo a nadie. Fui con tres gastros, los tres me dieron tratamientos por casi mes y medio, gasté una fortuna; me hicieron varios estudios, mandaron algunos a Houston. Se me quitó la proctalgia fugax, pero ahora tenía unos reflujos terribles, claro, resultado de los fuertes medicamentos que me estaba tomando, entonces tapaba una, pero destapaba otras cosas y cada vez me sentía peor”, reveló.

Después de casi un año duró este proceso de sentirse mal y estar médico tras médico, Grettell se dio cuenta de que todo coincidia con sus tomas de complementos que se venden sin prescripción médica y son fáciles de conseguir.

Ahora, Grettell está en un proceso de curar su cuerpo y resolver sus problemas gástricos con una buena alimentación, además de que se está tratando con una médico especialista en química orgánica, quien logró devolverle la salud y una calidad de vida buena y estable.