'Hazlo en tu tiempo libre'; maestro prohíbe que su alumna amamante a su bebé en clase

facebook

twitter

whatsapp

Email

Ella pidió apagar cámara y micrófono para alimentar a su hija, pero su profesor se negó pues "era una distracción"

La situación de crisis por coronavirus ha puesto al límite la capacidad y paciencia tanto de profesores como alumnos, quienes día con día buscan adaptarse lo mejor posible a las nuevas modalidades de educación en línea.

Diversas han sido las historias sobre dificultades para mantener una buena relación entre alumno y maestro durante los ciclos escolares que atraviesan esta etapa de clases en videollamada, sin embargo, el caso de una chica quien además de estudiante, también es madre, dejó ver la intolerancia de un profesor hacia su maternidad.

Marcella Mares toma clases virtuales en California, Estados Unidos, y además es madre de una bebé de 10 meses, por lo que, a diferencia de otros compañeros, ella debe hacer un doble esfuerzo por mantenerse al día con sus tareas y cuidar de su bebé desde casa.

El pasado 23 de septiembre, Marcella recibió un correo electrónico de parte de su profesor, quien le recordó las normas de conducta para los estudiantes de la Universidad de la ciudad de Fresno.

En dicho correo, el maestro mencionó que los alumnos deben mantener la cámara y el micrófono encendidos en todo momento. Durante la siguiente de sus clases, Marcella habló con su profesor y le comentó que, en su caso, apagaría ambos dispositivos en el momento en el que se dispusiera a darle pecho a su hija, algo que no le pareció al maestro.

El profesor pidió estrictamente que no amamantara a su hija durante su clase y cuando la cámara estuviera prendida. El directamente le exhortó: "solo hazlo después".

La alumna explicó todo esto en una larga publicación en Instagram que se volvió viral, explicando el momento tan incómodo en que discutió con su profesor, quien, frente al resto de la clase la evidenció por "distraerse" dando pecho a su hija en plena sesión escolar.

"Por favor, no des el pecho a tu hija durante la clase porque no es lo que deberías estar haciendo en ese momento", dijo el maestro.

Marcella alzó la voz no solo por su situación, sino por la de todos los padres y madres quienes buscan terminar sus estudios y son constantemente discriminados por instituciones educativas y normas absurdas que limitan sus capacidades de criar a sus hijos, al mismo tiempo que reciben educación.

"Él me discriminó a mi y a otros cuando dijo, 'pon esas distracciones de lado o vuélvete creativa en el momento que tu hija te necesiten, ¿qué diablos? Es una criatura de lo que estamos hablando, no de mi celular o alguna televisión prendida", redactó molesta en la descripción de una imagen en la que aparece haciendo su tarea al mismo tiempo que alimenta a su hija.

Finalmente, Marcella recibió la atención necesaria por su institución educativa y el profesor envió un nuevo correo electrónico en el que se disculpó con la alumna y le hizo saber que podía apagar cámara y micrófono en los momentos que tuviera que amamantar a su hija.

"Cualquier mamá amamantado, u otro tipo de mamá, quien haga malabares por estudiar, trabajar y criar a un hijo debería ser aplaudida no humillada y pisoteada. Amo a mi hija y siempre voy a elegir su salud sobre cualquier otra cosa; cualquier día, cualquier semana", concluyó.