Hermano de Mónica Dossetti le pide perdón por haberla agredido

facebook

twitter

whatsapp

Email

José Dossetti dijo que él no es así y que simplemente “los hermanos se pelean”.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de que hace unos días saliera a la luz un video en el que aparecía José Dossetti agrediendo a la actriz Mónica Dossetti, y este se volviera viral causando indignación entre los usuarios de Internet, es ahora que el productor de televisión salió a pedir perdón.

Fue durante una entrevista con el programa ‘De primera mano’ que el cineasta explicó que él nunca había sido de esa manera y aseguró que después de lo sucedido se acercó a la actriz para disculparse.

Asimismo, confesó que, aunque sus acciones no son justificables, él no se encuentra bien y que incluso está tomando terapia para salir adelante.

“Hablé con mucha gente y todos dan por hecho que puedo y estoy bien… Ahora es evidente que no puedo y no estoy bien, entonces ya salieron otros a empujar el coche conmigo”, sentenció.

Además, el famoso dejó entrever que su madre no la estaba pasando bien por la polémica que se generó a partir del video publicado, y que también se acercó a ella para pedirle perdón. Sin embargo, él manifestó que su mamá sabe que fue una pelea de hermanos.

“Soy su hijo y me conoce que me agarro a patadas con mis hermanos desde niños. Somos los hijos, los hermanos se pelean… No disfruto hacer daño, no me he vivido la vida haciendo daño. Perdón a mi madre porque la veo que está sufriendo mucho por mis actos, por su hija enferma y porque desde que se murió mi hermano no se recupera está muy triste”, agregó.

Finalmente, recordó que después de su discusión con su hermana, él se fue para respirar y al día siguiente le llevó su desayuno como es costumbre y que su relación continuó normal.

“Le pedí perdón ese día. Me fui dos horas a contar hasta 10 y volví, le pedí perdón, quise hablar de eso con ella, seguía enojada, le dije ‘Perdóname’ y me fui, le dejé comida en el refri porque pensaba ya no molestarla todo el día. Yo no bebo, entonces me bastó con poco, me tomé unas cervezas y me quedé dormido de borracho”.

“Al otro día me amaneció solo otra vez con mi hermana en su cuarto, y tuve que ir a ofrecerle el desayuno como todas las mañanas, llegué y le dije ‘Moni, te hago tu mate’ y comenzó nuestro día”, concluyó.