Instagram @alecapetilloga

Hija de Eduardo Capetillo podría debutar pronto en la actuación

facebook

twitter

whatsapp

Email

Alejandra confiesa si estaría dispuesta a seguir los pasos de sus famosos padres.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de su inesperado regreso de España, Alejandra Capetillo se desconectó por completo de redes sociales para disfrutar de su familia, su hogar y su país, México. La hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo ya se despidió de sus seres queridos para regresar a Madrid, y en una dinámica de preguntas y respuéstas con sus seguidores de Instagram, Ale confesó cómo es dejar nuevamente sus tierras y continuar trabajando en la marca de moda española que la contrató en enero de este año.

Entre el trabajo, y su próximo regreso a la universidad, desde España, la joven hermana de Eduardo y Ana Pau confesó si en su apretada agenda entraría la posibilidad de seguir los pasos de sus padres e iniciarse en la actuación: “Pues, ¿por qué no?, si se diera la oportunidad no la negaría”.

En el 2020, Alejandra comentó para el programa Despierta América que siempre ha estado dentro de sus sueños seguir el legado actoral de sus padres: “Mi amor por los escenarios creo que fue cuando mis papás hicieron Amor sin Barreras, me acuerdo que, yo los veía y decía: ‘Yo tengo que hacer eso, no sé cómo le voy a hacer, pero yo tengo que hacer eso”.

A pesar de dejar la puerta abierta a en un futuro dedicarse en a la actuación, la influencer de moda no descarta la oportunidad. Cabe mencionar que la primera de los hijos Capetillo Gaytán en mostrar interés por ingresar al mundo del entretenimiento fue Ana Paula, su hermana mayor, por lo que sería increíble imaginarlas juntas compartiendo escena.

Sobre su regreso a España, Ale Capetillo confesó que no podría elegir entre México y su nuevo hogar en la madre patria: “La verdad no podría escoger así que mejor disfruto ahorita el momento que estoy viviendo y donde estoy viviendo y a ver a dónde me lleva la vida”.

Durante el tiempo que Ale estuvo en México, la joven se aprovechó al máximo su casa, su hogar en el rancho de sus padres, así como a sus hermanos: “Disfruté mucho la calidad de tiempo sin estar grabando, sin tener mi teléfono todo el tiempo en la mano, disfruté mucho el tiempo con mi familia”.