INSTAGRAM

Inés Gómez Mont cuenta cómo fue que le detectaron dos tumores en la cabeza

facebook

twitter

whatsapp

Email

Como pocas veces, la conductora habló de los complicados momentos que pasó al darse cuenta que su vida estaba en riesgo en el 2017

Aunque parece que la vida de Inés Gómez Mont  es color de rosa, no todo ha sido tan fácil. El año pasado enfrentó un episodio que puso en riesgo su vida y es que tuvo que ser sometida a una cirugía para extirparle un tumor en el cerebro.

En una entrevista que dio para el canal de YouTube de Fernanda Familiar, la conductora abrió su corazón y habló del momento en el que detectaron esos tumores benignos y cómo logró salir adelante con el apoyo incondicional de su familia y amigos.

Los síntomas los empezó a sentir desde que nació su quinto hijo, Bosco, sin embargo, ella creía que se trataba del cansancio que le estaba dejando las desveladas con su recién nacido.

“Nace Bosco, empecé a sentirme un poco torpe con mis movimientos corporales, como que mis reacciones no eran al instante, como que me sentía como si tuviera ‘delay’ como retrasada sin reaccionar”, contó.

Al principio la presentadora no tomó en cuenta lo que estaba sintiendo, pero al ver que no era normal lo que estaba pasando, decidió ir a su médico, quién la mandó con otros especialistas y finalmente dieron con un diagnostico.

Me empecé a desplomar. Estaba por ejemplo parada y era como si me apagaran el switch, como si me hicieran real off y me iba al piso”, contó Inés. “un día me salió un derrame muy fuerte en el ojo, yo seguía como muy torpe, cayéndome, me desplomaba, pero yo a la hora de caer como que me levantaba rápido y decía ‘Ay no, fue el tacón’”.

Al hacerle una resonancia magnética, el neurólogo le informó que tenía dos tumores en el cerebro, algo que le cayó como ‘balde de agua fría’ pues no se esperaba que le fueran a dar esos resultados.

“El doctor entra y me dice: ‘Inés, necesito hablar contigo, tienes dos…’, hasta la fecha no me acuerdo cuál fue el término exacto que utilizó el doctor porque yo creo queme bloqueé. Le dije ‘¿qué es eso?’, me dice ‘Dos tumores cerebrales”.

Ante ese diagnóstico, Inés buscó otras opiniones médicas en Estados Unidos y dio con una clínica en Florida, con uno de los mejores neurocirujanos del mundo, y el fue quien la tendió en este proceso tan duro.

En el 2017 fue diagnosticada con dos tumores cerebrales y se le extirpó uno en ese año; dos años después, en el 2019, le retiraron el segundo.

Inés Gómez Mont tuvo que ausentarse de las pantallas y de su casa por un tiempo para atender su salud, algo que le costó mucho trabajo pues todos sus hijos son muy pequeños aún.