Integrante de Acapulco Shore habla de la violencia que vivió con el rapero, Adán Cruz

facebook

twitter

whatsapp

Email

Thalía Essiet rompe el silencio sobre el abuso psicológico y físico que vivió en su relación con el cantante de trap

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Para víctimas de abuso físico y psicológico no es sencillo admitir las situaciones de violencia que, desafortunadamente, en muchos casos son propinados por personas cercanas en su vida y quienes solían depositar su confianza.

Este es el caso de Talía Eisset, integrante de Acapulco Shore, quien esta semana rompió el silencio, en entrevista con 'Mimí contigo', todo con respecto al oscuro episodio en su vida donde vivió violencia por parte de su ex pareja, el rapero, Adán Cruz.

"Tenía un problema con las mujeres. Nos reprimía demasiado. (Decía) de que no te puedes vestir así o trabajar así. Lo intenté ayudar muchas veces, pero siempre me sobajaba, me decía insultos y llegamos a los golpes", relató.

"Cuando lo conocí era callado e inhibido hasta que empezaron los problemas; ya estaba rehabilitado y después empezó a consumir otra vez", relató en dicha entrevista.

La ex colega de Manelyk confesó que durante mucho tiempo llegó a justificar el comportamiento de su entonces pareja, poniendo todo de su parte para hacer funcionar la relación, hasta el punto de irse a vivir con él sabiendo los comportamientos agresivos que presentaba y con los que nueva mente la atacaría físicamente, hasta lastimar sus costillas.

"Estábamos en un hotel y empezó a consumir. Nos peleamos y yo me salí y le dije que me iba a mi casa porque me sentía confundida. Me eché a correr para agarrar un taxi y llegó por atrás y me tacleó, me aventó contra el piso y me lastimó las costillas. Me quedé, me convenció", contó.

La también influencer confesó que intentó de todo para hacer cambiar a su exnovio, creyendo firmemente que con rehabilitación y apoyándolo a dejar las drogas dejaría de presentar aquellos arranques explosivos, sin embargo, para sorpresa de Talía, Adán continúo con la violencia aún cuando ya estaba en sobriedad.

"El amor es muy tonto; una mujer enamorada piensa en que sí me quiere y que va a cambiar. Yo me quedaba con esperanzas de que me golpeaba por estar intoxicado. Me empecé a preocupar cuando nos empezamos a golpear cuando estaba sobrio", explicó.

Finalmente, Talía expresó lo duro que fue superar todo esto para ella y aclaró que únicamente se atrevió a romper el silencio en búsqueda de limpiar su nombre, pues además de la violencia física y emocional, su expareja ahora intenta manchar su nombre tachándola de infiel.

"Estoy hablando de esto porque me harté que él me acuse a mí de infidelidad. Un hombre que te quiere no te golpea, ni te humilla, sobaja o insulta. Vete a la primera que sientas una agresión", pidió.