Italia acusa a Kim Kardashian de robo de patrimonio cultural por culpa de Kanye West

facebook

twitter

whatsapp

Email

La protagonista del reality de las Kardashian es dueña de una escultura arqueológica que data del siglo I a.C.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Al parecer, Kim Kardashian no deja de demostrarse a sí misma que la mejor decisión de su vida fue separarse de Kanye West, y es que aunque ahora ya no están juntos, él no deja de meterla en problemas.

En las últimas horas se ha desatado un escándalo con Kim, quien está siendo acusada robo de patrimonio cultural de Italia. Y es que al parecer, Kim es dueña de una media escultura de unas piernas con una túnica drapeada que llega hasta los pies, la pieza data de entre el siglo I y II antes de Cristo.

El problema se dio cuando Italia declaró a esta pieza como un tesoro cultural, por lo que ya están trabajando en conjunto con las autoridades de Estados Unidos para devolverla.

Aunque existen documentos que afirman que Kim es la dueña de la media estatua, los abogados de la celebridad afirman que su clienta no tiene conocimiento de ella ni idea de cuándo y cómo sucedió la compra.

En el rastreo de documentos, se estipula que la historia comenzó en 2016, cuando Estados Unidos recibió un cargamento de 5.5 toneladas de arte y antigüedades del viejo continente. Ahí, en el lote de 40 piezas valuado en más de 745 mil dólares se encontraba oculta esta pieza, pues jamás se avisó que el cargamento contenía piezas arqueológicas.

La pieza en cuestión se llama “Fragment of Myron’s Samian Athena" y los agentes de aduana fueron quienes detectaron algunas irregularidades con el papeleo donde se afirma que la compradora es Kim, bajo el nombre de Noel Roberts Trust, patronato con el que Kim ha adquirido más piezas de arte.

Se supone que la media escultura fue adquirida en la galería homónima de Axel Vervoordt, quien se encargó de decorar la famosa mansión minimalista de Kim en Calabasas, California.

Hasta este momento, se están deslindando las responsabilidades correspondientes y ya se investiga quién y cómo hizo la compra. Mientras tanto, en el portal TMZ salió un artículo que asegura que Kim no tiene nada que ver y que fue su exesposo, Kanye, quien la compró usando su nombre.

De acuerdo con esta fuente del programa de celebridades de Hollywood, Kim ignora la existencia de la pieza y está dispuesta a declarar y cooperar con las autoridades para resolver el malentendido y ayudar a detener el mercado negro de arte.