Itatí Cantoral y Eduardo Santamarina: la historia de cómo terminó su matrimonio

Mezcalent

Itatí Cantoral y Eduardo Santamarina: la historia de cómo terminó su matrimonio

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los famosos estuvieron casados durante cinco años, y procrearon dos hijos.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eduardo Santamarina e Itati Cantoral fueron esposos hace más de 17 años, y hoy mantienen una buena relación por el bienestar de los dos hijos que procrearon en su matrimonio, los gemelos José Eduardo y Roberto Miguel.

Tras su divorcio, cada uno hizo su vida aparte. Por un lado, Eduardo se volvió a casar con Mayrín Villanueva, con quien tuvo una hija, Julia, e Itatí encontró el amor con el productor de cine, teatro y televisión, Alberto Cruz, fue mamá por tercera ocasión de María Itatí, pero la unión no prosperó y nuevamente se separó.

A pesar de que Eduardo e Itatí tienen sus vidas aparte, sigue estando la duda de qué fue lo que pasó en su relación que decidieron mejor divorciarse.

En el 2018, el actor de la ‘Desalmada’ fue entrevistado por Gustavo Adolfo Infante para el programa ‘El minuto que cambió mi destino’, y cuando se le preguntó los motivos de su separación él decidió no entrar en detalles.

“Son cosas muy personales, Itatí y yo nos las vamos a llevar a la tumba pero no las ventila uno por respeto”, dijo el artista veracruzano. Solo se limitó a decir que fue por incompatibilidad de caracteres.

Quien sí se animó a hablar sobre su ruptura fue Itatí en entrevista con Yordi Rosado. La actriz de ‘Hasta que el dinero nos separe’ desmintió que Susana González hubiese sido la tercera en discordia, y afirmó: “Ya estábamos separados, ya estábamos mal”.

Cantoral comentó que ella también había iniciado una relación cuando seguía casada con el papá de sus dos hijos. “Yo me adelanté, porque empecé a salir con otra persona que se llama Gabriel Porras (…) y no estaba yo divorciada”, admitió.

En esa misma charla compartió que su separación fue “el primer golpe grande mi vida”, pues no podía creer lo que estaba viviendo. Reconoció que al principio estaba muy molesta con Eduardo, y no había buena relación entre ellos.

“Me alejé de lo de Susana y dije: ‘Que me diga muchas cosas bonitas Gabriel Porras, ya con eso no me voy a sentir mal’, entonces, yo me sentía culpable también porque decía: ‘yo también lo hice’, entonces no la odiaba”, contó.

Con el paso de los años, Eduardo e Itatí conviven sin ningún problema. Incluso sus dos hijas tienen una gran amistad.