La doble de acción de Milla Jovovich gana demanda tras perder un brazo en escena de Resident Evil

facebook

twitter

whatsapp

Email

Olivia Jackson perdió una extremidad luego de que en el 2015 una maniobra terminara mal durante grabaciones de Resident Evil: The Final Chapter

En el 2019, Olivia Jacskon , doble de acción quien actuara escenas de riesgo para Milla Jovovich en películas como Resident Evil: The Final Chapter, hizo pública su frustración luego de que, tras perder su brazo izquierdo en una toma de riesgo, los productores de la película la “abandonaran sin compasión”, luego de que prometieran pagar las cuentas del hospital.

De acuerdo con la demanda que interpuso, se le había programado una escena de pelea cuando el director de la película, Paul Anderson, cambió el programa de último minuto debido a la lluvia. En su lugar, el cineasta le ordenó actuar en lo que ella describió como una “peligrosa y técnicamente compleja escena de motocicleta; muy a pesar del clima”.

A 50 millas por hora, Olivia Jackson tuvo un accidente y perdió su brazo izquierdo, luego de que la producción no realizara un cambio de cámara, el cual protegería a la doble durante la escena de riesgo.

Luego del fuerte choque de la actriz con la cámara que se encontraba montada en una grúa, Olivia pasó por un coma de 17 días, el hombro dislocado, los pulmones perforados, las costillas rotas, daños en el sistema nervioso, fuertes heridas en el rostro y, finalmente, la amputación de su brazo.

A cinco años de su accidente, y luego de que una resolución en el tribunal de Sudáfrica, lugar donde donde se rodaron dichas tomas de acción para la película, el caso finalmente se dictaminó a favor de Jackson, acusando a la producción, específicamente a la compañía Bickers Actions S. A., por realizar las escenas de manera negligente.

En una entrevista que dio Olivia para The Hollywood Reporter , en septiembre del 2019, la actriz expuso su historia, pidiendo justicia al considerar que nada del accidente había sido su error.

“Extraño mi vieja cara. Extraño mi viejo cuerpo. Extraño mi antigua vida. Al menos ahora finalmente tengo una sentencia judicial que demuestra que esta hazaña fue mal planeada y que no fue mi culpa”, dijo.

La actriz expuso sentirse abandonada por la producción de la película que, no solo no pagaron por sus errores, sino que llegó a ganar hasta 312 millones de dólares en taquilla, mientras que ella se quedó sin apoyo financiero, así como discapacitada para volver a retomar su vida laboral.

De acuerdo a Vairety , aunque el jurado se dictaminó a favor de la doble de riesgo, todavía no se sabe si Jackson recibirá una compensación monetaria o de cuánto sería el monto.

Desde su recuperación del accidente, además de pelear por recibir justicia frente a la ley, Olivia Jackson ha pasado la mayor parte de su tiempo haciendo consciencia en redes sociales a productoras para que dediquen mayor dinero y tiempo en la organización y cuidado de su equipo de dobles de riesgo.