Juan Collado, detenido el martes en un restaurate de la CDMX por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada, inició una relación con la actriz Leticia Calderón en 1999 y tras rumores de infidelidad se casó con Yadhira Carrillo en 2012.

Agencia México

Leticia Calderón confiesa que sigue dolida con Juan Collado: ‘Nunca se lo reclamé’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz abrió su corazón y reveló el sufrimiento que vivió por el abogado

Ya son casi más de diez años que Leticia Calderón se divorció de Juan Collado, pero hace unos días la actriz reveló que, a pesar del tiempo transcurrido, existe todavía un dolor de cuando terminó su matrimonio con el abogado.

Fue durante una entrevista con la periodista Mara Patricia Castañeda que la protagonista de telenovelas como ‘Esmeralda’ (1997) habló, como pocas veces lo hace, de su separación, confesando que fue uno de los momentos más dolorosos de su vida.

"Lo único que a mí me duele, y nunca se lo reclamé, es por qué no te despediste, por qué no dijiste adiós. Es lo único que me duele y me seguirá doliendo por siempre", manifestó la actriz.

De acuerdo con su testimonio, Leticia dijo que su expareja se fue un día sin avisar, y maduramente apuntó que ella hubiera aceptado cualquier que ya no la quisieran, pero le hubiera gustado escucharlo.

"No pasa nada. Las relaciones se terminan, el amor se termina… Pero se finiquitan las cosas. Ese es mi dolor con él. Yo no hubiera tenido ningún problema si me dice: 'Oye ya no te quiero, o si te quiero, pero me encanta la parranda o me gusta alguien más'", agregó. “Se fue como las chachas, sin decir adiós ni nada”.

Poco después de su partida, Calderón supo que Collado ya estaba saliendo con Yadhira Carrillo, por lo que admitió que anteriormente, durante su matrimonio, ella supo de varias infidelidades, mismas de las que se enteró ya cunado habían terminado.

"Yo vivía como Victoria en un Imperio de mentiras donde la última en enterarse de todos sus engaños fui yo, porque sí, efectivamente había varias", reveló.

Sin embargo, eso le hizo agarrar fuerzas para salir adelante por sus hijos. "Afortunadamente me enteré de muchas cosas, las suficientes para llorarle una semana, nada más. Fue todo. Y te lo digo con toda sinceridad, que me duele hasta la fecha que no se haya despedido de mí y de sus hijos sí, sí me duele y me seguirá doliendo", admitió.