null: nullpx

Ludwika Paleta habla como nunca de su divorcio con Plutarco Haza

La actriz confesó que separarse fue la mejor decisión, ya que fue “liberador”.
Publicado 28 Nov 2022 – 01:29 PM ESTActualizado 28 Nov 2022 – 01:31 PM EST
Comparte
Default image alt

Para muchos, el divorcio puede parecer como una de las peores experiencias que uno puede atravesar en pareja, sin embargo, hay quienes aceptan con madurez la separación y aprenden que a veces es la mejor decisión que uno puede tomar. Tal es el caso de Ludwika Paleta, quien habló como nunca de su expareja, Plutarco Haza.

Durante una entrevista con Mara Patricia Castañeda, la actriz hizo varias revelaciones sobre los momentos más polémicos que ha vivido, como fue terminar con el padre de su primer hijo.

Ludwika aseguró que no se arrepiente de su divorcio, pues para ella fue más que “liberador”, ya que en esos momentos era muy joven y fue fácil salir adelante: “Yo me divorcié muy joven. Yo creo que debe ser diferente divorciarte cuando sientes que ya no tienes mucha vida por delante, que además creo que puedes tener una construcción muy errónea y mal entendida. Para mí sí fue muy liberador, yo estaba muy joven”.

Asimismo, la protagonista de telenovelas dejó entrever que no la pasó muy bien en su matrimonio, y que incluso, hoy en día piensa que se tardó en dejar su relación: “Tenía un niño chiquito por el cual tenía que estar bien, y además tenía ganas de más cosas, yo no tenía ganas de quedarme en mi casa llorando”.

Por su parte, Ludwika Paleta le agradeció a su familia, sobre todo a su mamá y su hermana Dominica, ya que siempre la apoyaron cuando se trataba de cuidar a su primogénito.

“Tenía un niño chiquito, pero tenía la gran fortuna de tener a mi mamá que siempre me lo cuidó y Domi, mi hermana, a quienes les decía ‘Échenme la mano con Nicolás (su hijo)’ y pues bien que mal, no creció tan mal mi muchachito”, manifestó.

Finalmente, Ludwika Paleta resaltó que, a pesar de que su matrimonio le dejó una de las cosas más preciadas, que fue su hijo Nicolás, está consciente que debido a que se casó a los 21 años, se perdió muchas cosas, sin embargo, después de su divorcio pudo hacer todo lo que quiso.

“No quiero que suene feo porque mi matrimonio me dio muchas cosas y unas de las más preciadas y que más amo en el mundo que es Nicolás, pero yo tenía que vivir otra cosa, yo me liberé, me quité tantas cosas de encima y florecí y me convertí en otra persona y aprendí mucho y salí con uno y con otro, pero si uno no hace esas cosas cómo va a aprender. Yo tenía ganas de disfrutar la vida, estaba en un gran momento y empecé a conocer gente… me tardé, me tardé mucho", agregó.

Comparte