Maire Wink denuncia a Ricardo Ponce, coach espiritual, como presunto líder de secta y trata

facebook

twitter

whatsapp

Email

La youtuber rompió el silencio este fin de semana y denunció legalmente por abuso al supuesto creador de la "autosanación"

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este fin de semana, la youtuber mexicana Maire Wink, publicó en su canal un video de más de 50 minutos en el cual denunció un inesperado relato en el cual alertó a su público de Ricardo Ponce, un coach espiritual quien se proclama como "el creador de la autosanación" y que, presuntamente, podría ser líder de una secta sexual y red de trata de blancas.

"Tengo que hacerme responsable que a mediados de febrero de este año fui invitada a un retiro en Bacalar de Ricardo Ponce, y lo recomendé en mis historias de Instagram, después viví y vi cosas muy turbias de ese lugar y de Ricardo que no me gustaría que nadie más viviera y mucho menos si alguien llegó ahí por recomendación", explicó la youtuber.

"Es mi responsabilidad hablar abierta y públicamente de lo que ocurre en esos retiros, es mi responsabilidad como ciudadana que presenció lo que yo considero un delito muy grave, es mi responsabilidad como mujer alzar la voz para evitar que se siga perpetuando el abuso sexual", mencionó.

"Caí en lo que yo considero un culto sexual disfrazado de sanación, en este video no sólo hablaré yo, vamos a hablar cuatro personas, empiezo yo... Desde mi perspectiva, Ricardo Ponce es un hombre carismático, un buen orador, mucho tiempo se dedicó al marketing y hace diez años dejó eso para convertirse en un especie de gurú", relató.

La youtuber explicó que conoció el trabajo de Ponce a través de redes sociales y por recomendaciones. Para ser parte de dicho retiro de sanación espiritual, el costo de un participante haciende a los 55 mil pesos, y mientras que para invitados VIP sube a 70 mil: "En febrero le escribí para comentarle algo y me respondió invitándome a su retiro del chakra del corazón".

Maire asistió a Bacalar el 18 de febrero y fue recibida como invitada especial por parte del equipo de Ponce, un staff del cual destacó la youtuber se trataba de solo mujeres sumamente atractivas.

Desde su llegada, el coach hizo insinuaciones directas a la creadora de contenido quien al principio no sintió atracción por el hombre, sin embargo, conforme pasaban los días en el retiro, y tras actividades de sanación, como constelaciones, admitió sentirse vulnerable y sumamente maravillada por los "poderes" de Ricardo.

"Él siguió insistiendo en que deberíamos tener sexo, yo decidí que no (...) Luego llegó el último día del retiro. Se acerca a mí y me dice al oído 'no te vayas a ir, estaba muy enganchada con este hombre 'sensible', termina el retiro, nos vamos al bar del hotel... Ricardo me da un beso y me llevó a sus oficinas, nada más se bajó los pantalones y me dijo ch**ámela y no hubo más foreplay, no hubo más que el sexo más burdo de la historia pero buscaba su celular para grabar (el acto), ahora entiendo que fui manipulada", explicó.

Para este momento del relato, la youtuber dejó en claro que, si la historia hubiese terminado solo en su experiencia jamás hablaría de lo sucedido, sin embargo, a raíz del trato que recibió del gurú de sanación, descubrió que habían historias mucho más turbias en el lugar y que los empleados de Ponce posiblemente también vivían abuso.

En el mismo video, la youtuber compartió testimonios de ex empleados Ricardo, quienes denunciaron abuso, manipulación y explotación por parte del coach espiritual. Uno de ellos, relató cómo descubrió que Ponce paga vuelos y estancias a mujeres de todas partes del mundo con el fin de tenerlas cerca y recibiendo favores sexuales a cambio.

Una ex colaboradora más, dedicada al área de redes sociales, denunció no solo el abuso de poder del que vivió de su entonces jefe, quien la explotó en jornadas laborales sin descanso y que manipuló y amenazó para tener encuentros sexuales con él.

De acuerdo a los testimonios de las víctimas en la supuesta red de trata de blancas, es posible que existan muchas más mujeres y colaboradores que fueron abusados por el mentor espiritual.

Maire reveló que a partir de lo vivido, desarrolló fuertes inseguridades y cayó en una depresión tras haberse sentido cómplice y parte de dicha secta. Posteriormente, tomó terapia psicológica y se acercó a sus abogados para tomar acciones legales contra Ricardo Ponce, asesorada por la diputada Alessandra Rojo de la Vega, quien actualmente trabaja ayudando víctimas de violencia de género en México.

En recientes minutos Ricardo Ponce ya ha dado una declaración al respecto, publicando en sus redes sociales: "Si no me he pronunciado hasta ahora es porque saldré a comunicarlo con HECHOS y no con especulaciones. Gracias Valientes por el gran apoyo".

El texto fue compartido desde su cuenta de Instagram, donde además la configuración ha cambiado, pues bloqueó la opción de publicar comentarios en sus fotos y videos, mientras que en Twitter, el hashtag #RicardoPonceViolador crece con más de 5 mil tweets al momento de esta publicación.