MEZCALENT

María José revela que perdió tres bebés antes de poder ser madre de Valeria

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante contó cómo fueron esas tres pérdidas y lo complicado que fue el ser madre de su única hija

La cantante María José abrió su corazón y contó lo difícil que fue para ella el ser madre, algo que por años soñó ser.

En entrevista con el canal de YouTube de Mara Patricia Castañeda, la intérprete contó que antes de recibir a su única hija, Valeria, perdió a tres bebés, por lo que la considera un milagro.

“Al principio no podíamos embarazarnos y estábamos desde 2012, o un poquito antes, ya queriéndonos embarazar. Nos fuimos a España, grabamos un disco, el disco de noche, hicimos gira y todo, terminando comenzamos a tratar y no podíamos”, recordó la intérprete.

A través de su compañera y amiga, Daniela Magun , dio con un médico que le ayudó a quedar embarazada por primera vez pero lamentablemente, no llegó a su fin.

“Tenemos un show en Monterrey y regreso con sangrado. Recuerdo que era el día del padre y justo ese día mi papá decidió regalarnos un perro (…) un San Bernardo. Al día siguiente, yo estaba en el hospital haciéndome un legrado”, contó, “el perro me cayó del cielo porque fue divina y la verdad es que sí vino a rescatar a Mauricio y a mí, lloré mucho”.

Su deseo por hacer crecer a su familia no la detuvo y lo volvió a intentar, pero al poco tiempo volvió a vivir una experiencia similar, pero ahí descubrieron que su cuerpo se “protegía” y percibía un embarazo como algo extraño y los atacaba.

“A los dos meses me volví a embarazar y estaba feliz, pero cuando me hice un estudio me dijeron los doctores que no tenía nada, el bebé ya no estaba en mí. Me sentí como una perrita cuando tiene un embarazo psicológico”, dijo la exintegrante de Kabah.

En su tercer embarazo, descubrió que sería madre de dos bebés, pero solo uno llegó a nacer.

Me volví a embarazar, llegué a México y cuál, que había dos (dos bebés). Regresé a las dos semanas, como tenía que ser, y uno ya no latía (…)”, relató la artista mexicana.

Parecía que en este embarazo iba todo normal, ya que no era considerado de alto riesgo, pero ella desarrolló un apego con su vientre, más que por su hija, por lo que al nacer le fue extraño ver a su bebé.

Mi apego fue más hacia mi panza que a lo que yo tenía adentro y cuando nació dije: ‘¿qué es esto?’ ‘¿de quién es?’ Me fui enamorando como un papá o de un hijo adoptado, tenía miedo de perderla, hasta no ver, creer”, reveló.

Tras haber vívido esas pérdidas, ella asegura que le hubiera gustado haberle dado un hermanito a su hija de 6 años de edad, pero es feliz solo con su primogénita, quien le pide que no tenga más hijos.

Valeria es fruto de su matrimonio con Mauricio García, con quien se casó en el 2003.